Hace algunos años todos nos volvimos literalmente locos por Westworld, la construcción del mundo y la historia nos atrapó, y desde entonces cada temporada va escalando más y más, lo cual a nivel visual y de historia puede ser increíble, las apuestas, lo que se juega en cada temporada, en cada decisión, en cada episodio son cada vez mayores, y va escalando más allá del tema de la libertad, y quien es o no es humano, qué nos entrega la condición de humanos, y cómo la libertad nos condiciona, cómo no semos realmente libres hasta convertirse en una parodia de si misma.

 

¿Qué fue de Westworld?

WESTWORLD

WESTWORLD

No lo sé. Porque todo lo que me gustaba y me de la serie ya no existe, y es que la sutileza se ha perdido y ahora las fuerzas del mal pelean por la dominación del mundo, los planes que implican agentes dobles y topos y dobles traiciones y algo que se parece mucho al universo de James Bond o las historietas si es más tu estilo, como para que me importe.

Y es que si bien, en papel la idea de la revolución de los robots contrastado con el punto de vista de los seres humanos sometidos al gran sistema determinista pareciera ser punto de pie perfecto para una gran temporada la historia se desarma a medida que se desvía tratando de resolver la idea del puzzle que debe ser completado antes de cualquier cosa, y es en este desvío que al serie se trasforma en una representación de acción de ciencia ficción (como hay muchas) más que en una reflexión sobre la mortalidad, moralidad y la inteligencia artificial.

 

¿Y los personajes?

 

La verdad es que ene sta temporada importan nada, no hay forma de relacionarse con ellos, pues carecen de personalidad. Maeve y Dolores son robots-dioses, son imposibles de detener, sabemos que no les pasará nada hasta el final de la temporada, porque no pueden morir antes del final de temporada, si fuera así no habría historia, y debido a esto es que ambas no son más que sombras de los personajes de alguna vez fueron.

Y claro, podríamos argumentar que al idea detrás es que una vez que estas segado por al venganza te pierdes, pero que una idea funcione como metáfora, no significa que sea una buena idea para ponerla en la pantalla. Caleb es un personaje insoportable, no hay nada que sostenga su personaje más que ser un sidekick, con un pasado misterioso y es porte que las partes más interesante de la historia en esta temporada son las de Charlotte y William, es decir, ninguno de los personajes que nos deberían importar.

 

 

Tags: , , , ,
Cristóbal Sepúlveda-Plaza A veces escribo de cine y series. Me encuentra en Instagram como @usuarionumero42