La sola inteligencia de Stephen Hawking es una cualidad extraordinaria, pero a pesar de la frecuencia con que la figura del genio aparece vinculada con la tragedia (como ocurre un poco con Turing en El Código Enigma), La Teoría del Todo da muestra de cómo la simplicidad de la vida cotidiana -que en el caso de Hawking, es más bien una conquista- le permiten concentrarse en el trabajo intelectual, e incluso funciona como inspiración para sus nuevos postulados.

Eddie Redmayne como Hawking. Una actuación que ya le valió un Golden Globe.
Eddie Redmayne como Hawking. Una actuación que ya le valió un Golden Globe.

Basado en el libro de Jane Hawking (interpretada por Felicity Jones), la película comienza con el encuentro de Jane y Stephen (el ganador del Globo de Oro, Eddie Redmayne) en la universidad, una historia de amor que como tantas, fue cambiando desde el romanticismo de los primeros años hasta la dolorosa separación, pasando por los roces que implica el criar hijos y priorizar o posponer las necesidades personales en nombre de la familia. La intimidad del relato, acompañada de la innegable sincronía entre Jones y Redmayne, nos permiten desmitificar a Hawking y apreciarlo tal cual, como un hombre con un talento admirable; un humor contagioso; y una tozudez que le permitió sobrevivir al desalentador diagnóstico médico -que pronosticó una muerte en el corto plazo, hace ya 50 años-, contribuir en una teoría unificadora del universo, pero también, que generó heridas irreparables en su primer matrimonio y catalizó su final.

Una vida que pese a la adversidad, se siente como cualquier otra. La historia de una pareja que pasó del amor incondicional, a formar una familia, hacerse daño y divorciarse, pero que como pocas han logrado mantener el cariño y la gratitud cultivados en los preciosos años de vida familiar. Una historia recurrente pero que tiene la particularidad de haberse superpuesto a la enfermedad motoneuronal de Hawking, y también contribuir a su obra.

Felicity Jones como Jane Hawking.
Felicity Jones como Jane Hawking.

Con dos Globos de Oro ya asegurados y 5 nominaciones a los Premios Oscar, La Teoría del Todo se postula como una de las favoritas de la academia -ciertamente la impecable actuación de Redmayne se ajusta perfectamente a los trabajos históricamente celebrados por ella-, bien acompañada por su banda sonora (gracias a la cual Jóhann Jóhannsson se llevó un Globo de Oro) y propuesta visual, aunque cinematográficamente le falte ese espíritu ambicioso e innovador del propio Hawking, y en este sentido cojeé frente a otras nominadas, particularmente Whiplash, Boyhood o El Gran Hotel Budapest.

Publicado por Geraldy Cañete

Como dicen por allí, sólo una chica emo que escucha The Cure, le gusta el animé, las mascotas, el cine y la filosofía, con tendencias adictivas a las series de TV y las papitas.