Cargo – En Netflix


Cargo – En Netflix

¿Se ha explotado ya el subgénero de zombies hasta el agotamiento? Probablemente. ¿Queda algo más que contar? Probablemente no. Cargo es una de esas películas que pertenecen a este ocaso. También es una de esas películas que, advertidas de la saturación de su formato, deciden apostar por la exploración de heridas sociales canalizadas en la historia de un padre condenado a muerte que necesita encontrar un hogar para su bebé en un viaje que revela parte de la mezquindad que ocasionó el fin del mundo.

La odisea de Andy (Martin Freeman, impecable dando vida a un hombre que está por perderla) comienza luego de perder a su esposa. Con la presión de tener sólo 48 horas antes de que la infección se apodere completamente de él, abandona la precaria seguridad de su pequeña casa junto al río para adentrarse en el paisaje australiano. Un territorio ahora marcado por la escasez y el olvido. Dos días antes de perder su alma, como lo describe la pequeña Thoomi (Simone Landers) que vive su propio viaje tratando de encontrar una cura para salvar a su padre.

Escrita por Yolanda Ramke, quien además co-dirige junto a Ben Howling, Cargo hace hincapié en los momentos. En ese tiempo aparentemente insípido pero que le da sentido a todo el tiempo pasado; el momento en que decidimos no perder nuestra humanidad. Porque la lucha contra la infección zombie es aquí un mero pie forzado para una lucha mucho más primordial en la que se juega el futuro de nuestra comunión y el espacio que la hace posible.

Y es que el pequeño granito de arena que aporta Cargo en este sobrepoblado escenario, es aprovechar la expectativa del terror para hablar sobre lo que realmente debería aterrarnos:  a cargo de quién estará el futuro.

Cargo ya se encuentra disponible en Netflix.