3 Razones Para Ver: The Toys That Made Us

Pensando en el fin de semana (porque en qué más se puede pensar un jueves a esta hora) quiero hablarles de The Toys That Made Us. Una serie documental de Netflix que dedica cada episodio a la historia detrás de algunas de las líneas de juguetes más lucrativas de nuestra historia.

Estrenada en Diciembre del año pasado, la primera temporada abarcó las historias de algunos gigantes como Star Wars y Barbie. Pero durante su segunda entrega, la serie diversifica su contenido y nos presenta también a marcas internacionales como Hello Kitty y Lego.

Al recorrido por la historia detrás de cada compañía  le acompañan testimonios de los artistas y empresarios involucrados que ofrecen pequeños análisis sobre el contexto y los procesos creativos de cada compañía que nos ayudan a entender un poquito mejor a qué se debe el éxito de cada una, y por qué no es una posición perpetua. Pero ¿cuáles son las verdaderas razones por las que vale la pena maratonear  The Toys That Made Us? 

Primero, porque estos testimonios ofrecen algo más que datos curiosos. Sí, la serie se preocupa de hacer un alegre recorrido genealógico pero en el camino se asoma una reflexión más importante. Los triunfos y fracasos de cada compañía nos permiten reflexionar sobre cómo el mercado identifica y se adapta a nuestros deseos para materializarlos en estas pequeñas piezas de plástico. Y a pesar que muchas de ellas nacen del genuino deseo por llevar alegría a sus clientes, como en el caso de Lego que tuvo que lidiar con los difíciles años de la Segunda Guerra, eventualmente las buenas intensiones son sobrepasadas por las necesidades económicas.

Y lo anterior es un recordatorio que sin importar qué tan cercanas o íntegras parezcan estas mega compañías, la única ideología a la que obedecen es a la de hacer circular el capital.

Segundo, porque esta reflexión anterior se expande a otro de los aspectos ampliamente mencionados en varios de sus episodios: el vínculo indisoluble entre juguetes y otros productos culturales como series, cómics, películas y videojuegos. Cuestión que nos convoca a nosotros, jóvenes-adultos consumidores de todo lo anterior. La serie menciona temas como “la imagen corporal femenina” o “la noción de masculinidad” entre otros aspectos primordiales en la constitución de lo que somos. Y ratificar el impacto de la influencia que los juguetes tuvieron en nosotros no puede sino venir acompañado de una reflexión sobre cuál es el rol que cumplen hoy en las futuras generaciones.

Y por último, porque todas estas inquietudes – aunque necesarias y recomendables- no son obligatorias para disfrutar de una serie cuyo fin primero es que la disfrutemos.

Las dos temporadas de The Toys That Made Us ya están disponibles en Netflix.