[MiniReview] Rescate en Entebbe


[MiniReview] Rescate en Entebbe

La operación Thunderbolt y el secuestro de un vuelo francés que un grupo simpatizante con la causa Palestina realizaron a mediados de los 70s son el foco de Rescate en Entebbe. Lo nuevo de José Padilha enfatiza las reflexiones sobre qué es la libertad, priorizando el debate antes que la acción en una película que pretender hacer una lectura multifocal sobre el precio que todos sus involucrados pagan por una justicia que -tal como parece que nos enseña nuestra propia historia- nunca llega.

Por un lado están Kuhlmann (Rosamund Pink) y Böse (Daniel Brühl) dos revolucionarios alemanes enamorados de una causa emancipatoria que, inevitablemente, se les ofrece como expiación de los crímenes de guerra cometidos por sus compatriotas. El miedo a la pérdida de sentido, que temen sea la primera consecuencia del enflaquecimiento de su movimiento, los lleva a secuestrar a un grupo de civiles israelíes para forzar la mano del nuevo gobierno y obligarlos a liberar a varios presos políticos, o como los llaman en Israel: terroristas. En el otro extremo, el primer ministro israelí Yitzhak Rabin (Lior Ashkenazi) y el ministro de defensa, Shimon Peres (Eddie Marsan), discuten cuál es el mejor curso de acción para un gobierno que no negocia con terroristas aunque signifique arriesgar la vida de cientos de civiles.Y en medio de ambos bloques, los pasajeros entre quienes cuenta incluso una víctima de los campos nazis.

rescate en entebbe

A pesar de la premura inherente a la situación, es decir, el suspenso de saber que todas las piezas comienzan a moverse en lo que parece un enfrentamiento inevitable, la película se preocupa más por exponer las razones de cada uno de los involucrados. Aunque sin profundizar demasido en ninguna, dejándonos finalmente con un escaso boceto de una discusión política que nos resulta más que urgente.

Rescate en Entebbe se estrena este 19 de Abril.