[Netflix´s Originals]: Tallulah


[Netflix´s Originals]: Tallulah

Las credenciales detrás de Tallulah, la más reciente película original de Netflix, dan pistas de exactamente a qué nos enfrentamos. Su directora y guionista, Sian Heder utiliza todas esas sutilezas que nos encantan de Orange Is The New Black, en esta historia sobre tres mujeres que aunque distintas, se enfrentan a las vicisitudes de la maternidad, el amor y el abandono.

Realidades que se cruzan cuando “Lu” (Ellen Page), decide regresar a Nueva York e ir en busca de la madre de su ex novio, dejando atrás una vida de nomadismo e inestabilidad. Frente al rechazo de Margo (Allison Jenney) quién no ha visto a su hijo en dos años y está lidiando con su propio divorcio, Lu recorre las calles de la ciudad hasta que casi por accidente conoce a Carolyn (Tammy Blanchard), una adinerada esposa con crisis de edad que le ruega se convierta en la niñera de su bebé, Madison, por una noche.

Tallulah (Ellen Page)
Tallulah (Ellen Page)

Sí, es un película independiente sobre mujeres que sufren, con tres mujeres protagonistas y que tuvo dificultades de financiamiento durante su producción. Sin embargo, Heder se las arregla para dejar atrás cualquier sospecha de panfletismo y nos cuenta una historia graciosa, llena de acción, que escapa de los clichés de las películas sobre grandes transformaciones en la vida. Los personajes crecen, Margo aprende a sobrellevar el fracaso de su matrimonio y a lidiar con su ira, Carolyn descubre que muy dentro suyo existe amor por su hija después de todo. Y Lu aprende a confiar en otros y que incluso una mujer como Carolyn merece una oportunidad. Pero en ningún caso se trata del romanticismo del cambio y los finales felices.

Para tratarse de una producción de autor con una temática femenina, la película esquiva las pretensiones y se concentra en contar bien lo que quiere contar, el encuentro entre estas tres mujeres, que provienen de mundos completamente distintos, pero que han sufrido de la misma alienación en un mundo en el que la maternidad y el amor siguen siendo problemáticos. Incluso se permite comentar sobre la victimización en un contexto PC, cuando Margo le reclama a su ex esposo lo injusto que es que se le trate como a un héroe por haber declarado su sexualidad, y sin embargo, a ella se le niegue el derecho de estar enojada con el hombre que le mintió por más de veinte años.

Carolyn, una mujer al borde del ataque de nervios.
Carolyn, una mujer al borde del ataque de nervios.

Una película inteligente y fácil de ver, que sortea con elegancia los lugares comunes de las nuevas batallas sociales. Que no descansa en lo pertinente de su temática sino que posee méritos formales que le otorgan valor como película en sí, más que como propaganda.