Estreno: El Último Cazador de Brujas

Vin Diesel surfea las oscuras aguas de la inmortalidad como Kaulder, quien el colaboración con Dolan XXXVI (Michael Cane) conforman la principal mano de obra de la orden de la Hacha y la Cruz -sincretismo cultural ( ?)- encargados de perpetuar la coexistencia pacífica y frenar cualquier intento de violar el pacto de no agresión entre brujas y humanos. El Último Cazador de Brujas se estrena estratégicamente este jueves, en la víspera de Halloween.

La democracia en pleno ejercicio?
La democracia en pleno ejercicio?

Luego de 800 años de exitosa pacificación, un grupo de brujos inician la arremetida atentando contra Dolan (que es un cargo, no una persona en particular), una declaración de guerra según Kaulder, quien queda a merced de la burocracia del tribunal de brujas, y la inexperiencia de su nuevo acompañante, el novato Dolan XXXVII (Elijah Wood). En busca de respuestas recluta a Chloe (Rose -you know nothing, Jon Snow- Leslie), una bruja con conflictos de identidad que lo ayuda a desenmarañar las apocalípticas intenciones de los responsables del ataque a su compañero.

Y así como la otrora cacería de brujas ha decantado en una serie de procedimientos penales que prueban la transversalidad de las instituciones punitivas en las sociedades democráticas, la película se cuida (quizá demasiado) de tratar con precaución toda la carga políticamente incorrecta del género, presentando a una co-protagonista mujer y un antagonista masculino para equilibrar la balanza de la “sensibilidad social” de la que tanto se pregona en las comunidades digitales. Lo que convierte a nuestro protagonista no en cazador, sino en una suerte de policía cuyo trabajo consiste en aprehender a aquellos brujos que actúan por fuera del marco regulatorio de la ley, un cargo que suena bastante menos atractivo como título. Un esfuerzo que no se concreta del todo, considerando que Chloe no sólo detesta lo que es -complejo de Elsa- sino que decide ponerse del lado del hombre responsable del reiteradas matanzas contra su especie en pos de vengar a su amiga y mantener la paz con un grupo con aún menos méritos para despertar compasión: los humanos.

Un team con vasta experiencia en franquicias afines.
Un team con vasta experiencia en franquicias afines.

Aunque el mayor problema de la película no es su inconsistencia fantástica sino su incapacidad para aprovechar su mayor virtud, el humor, y utilizarlo en favor de una historia que podría haber sido una interesante sátira del doble estándar detrás de nuestros valores democráticos además de una entretenida exploración sobre el imaginario mágico, pero termina lamentablemente cayendo en lo genérico.

Comentarios