Star Wars Rebels: La chispa de la revolución

Ayer sábado fue el estreno en territorio nacional de Star Wars Rebels -cuya emisión continúa por Disney XD el próximo 18 de Octubre-, la nueva serie animada producida por Disney para la franquicia multimillonaria creada por George Lucas. Fue anunciada luego de la compra por parte de Disney de Lukas Films y cuenta con un equipo similar al que realizó la cancelada The Clone Wars, Star Wars Rebels tiene el gancho de parte del canon de las nuevas películas del universo Star Wars.

La tripulación
La tripulación

Pero sus méritos van más allá, con una animación impecable -el trabajo de texturas es uno de los mejores que hay en estos momentos en programas de televisión- se nota como los avances técnicos van unidos a la dirección visual de la serie y en armonía con esta. Además, aun cuando en términos de guión es una historia simple (después de todo es una serie para niños) que en su piloto se preocupa de presentarnos a los personajes, construir el mundo y recordarnos que la fuerza es algo más místico que médico -como en las precuelas-, este conjunto de buenos elementos dan paso a una serie que tiene gran potencial de convertirse en un clásico instantáneo, en gran parte pues posee ese aire de aventura espacial que tan bien funcionó en la trilogía original.

Su contexto se desarrolla entre el episodio 3 y 4 de la saga, la historia ocurre en un momento en el cual el Imperio galáctico afianza su poder sobre la galaxia. Rebels cuenta con una tripulación que recuerda a la del Halcón Milenario; Kanan el Jedi; Ezra el adolescente aprendiz; Zeb el poderoso y musculoso; Hera la piloto; Sabine la guerrera; y Chopper el droide que sirve de contrapunto a R2D2, podríamos decir que esta tripulación una mezcla entre la del Halcón y la de Firefly, con un tono más infantil, pero no por eso menos divertido, en tiempos donde la revolución es una conexión más rápida a internet, que el show tome el punto de vista de los revolucionarios que luchan por lo oprimidos es por decir lo menos, esperanzador.