MiniReview: La Fortaleza

Hoy se estrena Brick Mansions (La Fortaleza), basada en la original Banlieue 13 (Distrito 13, también escrita por Luc Besson) y cuyo principal gancho es ser la última película que completó Paul Walker. Un thriller de acción que narra las desafortunadas vidas de los habitantes de La Fortaleza, una comunidad abandonada por el gobierno y que opera bajo sus propias reglas, en un Detroit de un futuro no muy lejano, y que corre el riesgo de desaparecer completamente luego que una poderosa bomba cayera en manos de los narcos que rigen el orden dentro de sus murallas.

David Belle, estrella del Parkour y de Distrito 13.
David Belle, estrella del Parkour y de Distrito 13.

Damien Collier (Paul Walker), heroico policía marcado por la temprana muerte de su también uniformado padre, es enviado para evitar la tragedia pero dado que desconoce el terreno es forzado a formar alianza con Lino (David Belle) un habitante de La Fortaleza, maestro de parkour y temerario justiciero que le hace frente al jefe para evitar que sus discípulos y vecinos se involucren con drogas pero que es aprisionado luego de asesinar a un policía corrupto. Y así, el policía ejemplar y el vigilante asesino unen fuerzas para enfrentar al mal y salvar a los invisibles habitantes de uno de los tantos barrios olvidados por la ley, solo para descubrir que no son sino peones y que el enemigo es siempre aquel que mueve las piezas.

Una película que a pesar de todo el maquillaje presenta un atisbo de reflexión que nos recuerda con cuanta frecuencia los marginados y las fuerzas de la ley terminan siendo instrumentos para que los que toman las decisiones continúen gobernando para sus bolsillos, y que además por momentos incluso parece presentarnos conceptos como  falsa conciencia y conciencia de clase. Un intento tímido por encontrar un discurso que lamentablemente, se diluye tras todo el eye candy y fan service de una película que parece más preocupada por posicionar a sus rostros que por construir un sentido que la dignifique como obra y  no obstante, una película realizada para los fan del género que potencialmente puede despertar una lectura más allá, o sea, una excelente forma de recordar a Walker.