Formula 1: Drive to Survive

Puede que Formula 1: Drive to Survive sea la mejor docuserie sobre deportes del último tiempo. O por lo menos de los últimos años. Y es que probablemente nadie había pensado que un documental sobre la F1 sea tan emocionante.

Formula 1: Drive to Survive nos permite ver como funciona la Formula 1 desde dentro.

En la primera temporada de la serie nos centramos en los equipos de rango medio: Red Bull, McLaren, Renault, Hass, Williams. Mientras que en la segunda temporada  se suman los equipos que constantemente están en el podio -Ferrari, Mercedes- y así nos enfrentamos un panorama completamente adictivo sobre la velocidad, la intriga, la competitividad y la emoción. Por medio de los pilotos y jefes de equipos vemos como la competencia obligar a entregar el 140% de cada uno, en cada momento.

 

Mentes llenas de testosterona y con una idea fija, ganar

Es interesante ver como las distintas personalidades de los equipos se enfrentan a sus problemas. Cómo se vive el estar relegados a tercer o cuarto puesto, cómo se vive una mala temporada donde constantemente pierdes lugares y puntos, cómo teniendo prácticamente los mismos autos algunos pilotos logran el podio mientras otros caen en el olvido, cómo es la lucha por asegurar uno de los asientos en los distintos equipos, cómo se debe luchar y dar lo mejor en cada vuelta, en cada curva, como se debe entregar el máximo para ser el mejor.

Porque no solo estás compitiendo en contra el resto de los equipos, también estás inserto en una competencia contra tu compañero, él es el primero a vencer, y es difícil vencer a un Lewis Hamilton, es difícil ver como eres relegado del equipo de Red Bull a Toro Rosso, es difícil -en resumen- ser humano en circunstancias que necesitan entregues día a día un esfuerzo sobre humano.