Iron Fist Temporada 2: El Mejorado Retorno de Danny Rand

Como el menos popular de los Defenders, Iron Fist tenía una larga lista de desafíos que superar para su 2° temporada. La condición privilegiada de Danny Rand y las ansias de los nuevos públicos por ver más diversidad en los géneros tradicionales pusieron a la serie de Netflix en una situación difícil. Eso sumado a las secuencias de acción genéricas y los diálogos sobresimplificados, los cambios eran imperativos. Pero, a juzgar por los seis episodios a los que tuvimos acceso, parece que la lección fue aprendida.

Primero, la acción tiene el espacio y el tratamiento que merece conforme su importancia en los relatos de superhéroes y en la historia particular de Iron Fist. Porque, como bien nos recuerda esa joya contemporánea que es John Wick, no sólo es cuestión del desempeño de los involucrados en una escena de lucha sino también del cómo se filma. En su segunda entrega, la serie no teme imponer un tipo de acción más fluida, con menos cortes y mucho más reencuadre en movimiento (hay una secuencia en un puerto durante el cuarto episodio que vale la pena subrayar) que enriquecen el relato en su conjunto. Grandes correcciones que, aunque no la ponen a la altura de la franquicia protagonizada por Keanu Reeves, sí en sincronía con sus series hermanas de Marvel/Netflix.

REVIEW: LUKE CAGE, El LEGADO DE SU 2° TEMPORADA

Segundo, la condición privilegiada de Danny sólo aparece muy tangencialmente. Se menciona, pero no se ve. E incluso sus amigos de infancia, los Meachum aparecen en un imaginario menos soberbio que en la temporada anterior. Probablemente porque luego de la tragedia familiar de su primera entrega, los personajes están en busca de cierta redención. En este sentido la temporada tiene un enfoque más humano que sobrenatural, explorando las tensiones de los vínculos sanguíneos y emocionales que los unen y separan. Hay un par de momentos que casi logran conmover, momentos entre hermanos -o cuasi hermanos- que demandan demostraciones afectivas genuinas y desmesuradas pero lamentablemente la serie continúa resistiéndose a revertir el canon robándole a su protagonista la oportunidad de ser un verdadero y necesario ejemplo de masculinidad más allá de la pantalla ¿Cuándo será el día en que los héroes dejen de temer decirle lo que sienten a otros hombres? No sólo queremos mujeres empoderadas peleando, también hombres que no tengan terror a llorar.

iron fist 2

En conclusión, lo que podemos encontrar en la segunda temporada de Iron Fist es más y mejor acción. Mucho más de Colleen y Misty, una mejora a todas luces. Y un poco más de desarrollo de un personaje que no termina de encantar pero que lentamente deja atrás sus transgresiones. Con sólo 10 episodios, es de esperar que el resto de la temporada siga sumando.

La 2° temporada de Iron Fist estará disponible en Netflix a partir de 07 de Septiembre.