Castle Rock: La Mitología de Stephen King


Castle Rock: La Mitología de Stephen King

Con la bendición de Stephen King, surge esta nueva serie de Hulu que se sitúa en el imaginario del autor aunque con un tono diferente. Con sólo tres episodios emitidos, es posible afirmar que Castle Rock tiene su propia personalidad. Aunque llena de referencias, su aproximación al horror parece mucho más cargada hacia lo sobrenatural que a la miseria humana que habitualmente subyace en los relatos de King.

Algo extraño ocurre en Castle Rock. Algo pasa cuando un pueblo determina su existencia en base a una prisión, especialmente a una como Shawshank Prision. Una mixtura de mezquindad, conformismo y sueños frustrados que en la producción de J. J. Abrams palidecen frente a una amenaza más directa: la misteriosa aparición de un joven (Bill Skarsgard) sin identidad aparentemente detenido por el ex-alcaide. Aparición que fuerza a Henry Deaver (André Holland) a regresar al lugar del que escapó décadas atrás, cansado el juicio sigiloso de sus vecinos por su presunta participación en la muerte de su padre adoptivo. El regreso de Deaver es también el catalizador de las extrañas habilidades psíquicas de Molly Strand (Melanie Lynskey), una de las tantos eventos inexplicables que abundan en la historia del pueblo.

La serie tiene la virtud de un cast prodigioso (que a parte de Skarsgard incluye a otras de las más icónicas representantes de una historia de King: Sissy Spacek, la inolvidable Carrie) y una ejecución correcta. Lo que le basta para construir un encanto por sí misma, que descansa en la intriga de cuál es exactamente la naturaleza de este mal con forma de hombre que acaba de aparecer de la nada. Méritos suficientes para agregar Castle Rock a la lista de series para ver este semestre.

castle rock

Sin embargo, entre sus méritos aún no asoma el capturar aquello por lo que King es famoso: explotar el terror de ser humanos. Aunque es de esperar que en sus diez episodios logre alcanzar algunas de las notas altas de esos viejos clásicos que la dieron a luz, en vez de sólo reciclarlos.