Westworld: ¿Qué Queda Para Su Tercera Temporada?


Westworld: ¿Qué Queda Para Su Tercera Temporada?

Westworld nos hizo una promesa desde el comienzo. Nos prometió intrigas, revelaciones sorpresivas, un par de reflexiones sobre nuestra naturaleza y el vínculo aparentemente indisoluble que mantenemos con la violencia y la crueldad. Una promesa que inspiró a varios que desde Youtube hasta Reddit se reunen para debatir los misterios inscritos en los pequeños detalles que nadie más notó, descifrando esos mensajes secretos que el equipo creativo dejó para sus fanáticos, o para cualquiera que quisiera prestar atención.

westworld-1

Y durante su primera temporada, Westworld fue capaz de mantenerse fiel a dicha promesa sin que la necesidad por explorar las muchas ramificaciones de su laberinto entorpecieran la historia. Pero si la revelación final (spoilers de aquí en adelante) es que la mente humana es más sencilla de lo anticipado, y que nuestro ego era el principal obstáculo para crear la perfecta copia robótica de nuestra mente. Así también, esta segunda temporada peca de complicar lo que de otro modo habría sido un sentido -y no por eso, menos inteligente- peregrinaje entre un mundo y otro, de una prisión a otra.

Entre giro y giro, entre Dolores y Bernard, Bernard y Ford,  Ford y William, William y el laberinto, Maeve  el laberinto, Delos y la inmortalidad, el antes y el ahora, etc, los perdemos de vista. Mientras la serie intenta aleccionarnos sobre el libre albedrío, el destino, el tiempo y las ilusiones que decidimos elevar a rango de verdad, pierde de vista que el vehículo de estas lecciones no está en la distorsión de las líneas temporales ni las astucias del montaje sino en los personajes. Es por eso que los mejores momentos de esta segunda temporada son aquellos en que nos permiten vivir, de principio a fin, la historia de alguno de ellos. En ese breve tiempo que pasamos con Akecheta, por ejemplo, somos capaces de entender su dolor, su pérdida y anhelar su libertad. Porque al final, son las emociones y no las ideas las que nos impulsan a seguir la historia que se nos pone en frente.

westworld-2

Algo completamente distinto es lo que sucede con Maeve, que oscila entre máquina aniquiladora a madre sobreprotectora ¿o es que acaso son una y la misma cosa? La fuerza de su historia, de su sacrificio, se disuelve en las piruetas argumentales y los diálogos maqueteados de fragmentos inconexos dispuestos de modo tal que induzcan un efecto emotivo. Forzando la emoción allí donde la narrativa nos la ha despojado, como le pasó también a Legion.

¿Qué queda para la tercera temporada de Westworld?

Primero, confiar en que las múltiples revelaciones de este final de temporada mantendrán ocupados a los foros de teorías al menos hasta que quede poco para un nuevo estreno. Segundo, y en el mejor de los casos, aire para que la revolución de Dolores se desarrolle con la soltura que merece. Para que Bernard y Maeve (que obviamente aún no ha dado todo) puedan hacer algo más que sufrir y estar confundidos. Y por último, para que juntar las piezas del rompecabezas antes del estreno del último episodio no sea la única razón por la que anhelemos su regreso.