La Torre Oscura – Películas de Mierda


La Torre Oscura – Películas de Mierda

La Torre Oscura, otra película basada en historias de Stephen King. Somos muchos los fanáticos de la prosa de King, y la idea de ver sus palabras convertidas en películas siempre nos emociona, lamentablemente siempre -o casi- salimos decepcionados.

Que la película debe diferir del libro es completamente obvio, son medios distintos y como tales cada uno tiene sus puntos fuertes y débiles, por lo que estos deben ser enfatizados por los distintos autores. Pero que la película prácticamente no tenga nada -o muy poco- que ver con el libro es un clásico de las obras basadas en historias de Stephen King. Ya en los 80s nos encontramos con un montón de adaptaciones de mierda que sólo llevan el nombre de King adosado para vender más tickets -o más arriendo en blockbuster (recuerdan blockbuster?)-

The Dark Tower, La Torre Oscura

La Torre Oscura es la obra más completa y compleja de Stephen King -también una de las más extrañas, y con varios cambios morales entre tomo y tomo- y como tal toma unas cuantas miles de palabras en contar su historia, en la primera parte de la torra oscura se adapta para las nuevas generaciones el primer tomo la historia del hombre de negro y como el ultimo pistolero leo sigue por el desierto, la historia que conecta al pistolero con Jake Chambers, en una película de aventura para adolescentes, donde el enemigo es completamente malvado y el protagonista debe vencer sus demonios y fantasmas del pasado para lograr vencer al mal. La misma formula que se utiliza en las películas de superheroes, de hecho se descarta la aventura para seguir la formula de los 3 actos consecutivos que terminan en la victoria del bien sobre el mal, que claramente no resulte nada porque debemos regresar a este mundo de fantasía -donde la mente d aun niño puede destruir la torre que une todos los mundos- para mantener la franquicia a flote.

La película es mala. Lo único que se puede decir es que es una aventura entretenida, es el equivalente a un café descafeinado. Un sustituto por sabor a nada.