#SANFIC Personal Shopper


#SANFIC Personal Shopper

En Personal Shopper Maureen, una joven estadounidense en París, se hace cargo del guardarropa de una celebridad. Aunque no le gusta su trabajo, es lo único que encontró para su pagar su estancia mientras espera una manifestación del espíritu de Lewis, su hermano gemelo desaparecido hace poco. Maureen comienza entonces a recibir en su móvil extraños mensajes anónimos.

Pasa con Personal Shopper que es un película difícil de resumir.

Por un lado tienes la historia de unión sobrenatural entre Maureen y su hermano Lewis, y por otro tienes la historia de intriga y misterio de Maureen. Ambas historias se termina uniendo y revelando que Assayas es capaz de hablar de los fantasmas de una manera poco ortodoxa, y de que tal vez los fantasmas no son de la manera que Hollywood nos intenta vender. Personal Shopper es una película de fantasmas para los odiamos Actividad Paranormal, El Conjuro y todos sus subproductos, es una historia de fantasmas para los que entendemos que los fantasmas no son otra cosa que deseo -aquí pueden entender deseo en cualquiera de sus sentidos-

Personal Shopper
Personal Shopper

Los fantasmas de los que habla Assayas son nuestros sentimientos y necesidades manifestadas en forma de deseo, en un mundo superficial y vacío. Son nuestros deseos por imágenes mediadas y mediatizadas en la sociedad del espectáculo, donde tu profesión puede ser perfectamente -ya no la de confeccionar ropa para otros-  la de seleccionar ropa para otros, porque en la sociedad del espectáculo sabemos que nuestro cuerpo esta allí para lucir a la moda, nuestras manos están allí para recibir el Oscar -o el premio que sea importante en nuestro ámbito de desempeño- y es en éstas idas y venidas, imágenes y proyecciones de lo que somos y no-somos, que nos convertimos en espejismo, espectros y fantasmas.

Confusión, intriga, deseo y una excelente actuación de Kristen Stewart  (quien con cada película demuestra sus talento) dan pie a una de las mejores películas que podemos ver en SANFIC.