Prison Break Final de Temporada ¿Valió la pena el regreso?


Prison Break Final de Temporada ¿Valió la pena el regreso?

¿Se acuerdan del primer encuentro entre Michael y T-Bag en Fox River? Esa simple conversación en el patio nos mostró por primera vez los verdaderos riesgos de su heróico plan. La pregunta ya no sólo era si podría salvarle la vida a su hermano, sino si serían capaces de salir intactos. En sus mejores momentos, Prison Break supo explotar el compromiso moral que las circunstancias demandaban de Scofield, representado en la ambivalencia de su colaboración con Bagwell.

En esta 5° temporada, Prison Break nos entregó todo lo que había prometido: un reencuentro con viejos personajes, nuevas conspiraciones y revertir el trágico destino de Michael. Durante siete años, mientras Sarah y Lincoln rehacian sus vidas, el talento de Scofield estuvo al servicio de Poseidon una (no tan) misteriosa figura que decidió sepultarlo en una cárcel en Yemen. Por lo que el regreso de Scofield estuvo marcado por su lucha para recuperar su antigua vida, y (spoilers) ganarse el final feliz que que queremos creer que merece.

Pero la paranoia es contagiosa, y así como Michael aparece inquieto incluso en la victoria, algo no se siente del todo bien con este final de temporada.

prison break - michael

A ratos, hay un intento por regresar a la pregunta de si Michael continúa siento el mismo héroe que, desinteresadamente, arriesgó su vida para salvar la de Lincoln. Según los brevísimos momentos en que se le permite a los personajes algún dejo de desarrollo; probablemente no. Y este es el gran problema de esta nueva entrega, que sus nueve capítulos se quedan cortos para retratar el real impacto del regreso de Michael, dejándonos con un montón de personajes mutilados emocionalmente cuyas acciones parecen suceder simplemente porque la trama así lo requiere.

La otrora problemática relación entre Michael y T-Bag se diluye por la premura de los plot twists, y se reduce a la caricatura. Lo mismo con el reencuentro entre Scofield y Burrows, o su primer encuentro con su hijo. Es posible que sea el tiempo, y no la voluntad de los creativos, lo que los haya obligado a sacrificar el drama por el suspenso. Pero esta nueva entrega de Prison Break llega en un contexto en que las series ya no se contentan con llenar las cuotas necesarias de acción y violencia, que se permiten mostrarnos más de lo que ocurre al interior de sus protagonistas. Por lo mismo, esperar un poco más de la serie, es simplemente lo justo.

prison break - michael-Lincoln

Veredicto final…

Es posible que los miembros del team Scofield no hayan cambiado mucho desde la última vez. Pero nosotros sí. Los cliffhangers ya no nos alcanzan, ya no nos basta con redenciones a medio camino, y reencuentros funcionales. Queremos ver más que lo que las fórmulas demandan, y con la posibilidad de una sexta temporada aún abierta, no perdemos nada con pedir más.