Better Call Saul, otra serie-épica-en-streming [Columna de Mierda]

Better Call Saul

Better Call Saul, otra serie-épica-en-streming [Columna de Mierda]

No hemos comentado Better Call Saul desde el 2015, el estreno de su primera temporada, ha pasado harta agua bajo el puente, y en el estreno de esta tercera temporada se hace necesario comentar las andanzas de Jimmy McGill.

Pero antes, hablemos de Mike

El gran cliff-hanger con el que terminó la segunda temporada es la nota que apareció en el auto de Mike advirtiendo que no disparara a Héctor Salamanca. En este primer episodio continuamos -aún igual de estupefactos que Mike- la serie retoma desde el mismo momento para presentarnos a un Mike paranoico, pero que incluso a sabiendas del peligro que se cierne sobre él es capas de ser más inteligente que sus enemigos, y lo suficientemente metódico para ir un más por adelante.

Better Call Saul
Mike en Better Call Saul

Jimmy McGill o Better Call Saul

Por su parte el pobre Jimmy a finales de la temporada anterior se enfrenta a Chuck, quien lo graba confesando un delito. Este prier episodio nos muestra como Chuck (a pesar de condición médica) es capaz de hacer todo los posible e imposible por dañar a Jimmy, muestra como la necesidad de sentirse más querido del hermano mayor es tan fuerte que es capaz de incurrir en métodos poco legales con tal de demostrar que él es mejor que su hermano, con tal de destruir a Jimmy y a su nueva socia Kim en el proceso. Y aquí queda la pregunta abierta es culpa de Chuck que Jimmy se vea obligado a convertirse en Saul? Es culpa de lo que haga Chuck a Kim y a su trabajo con Mesa Verde que Jimmy debe dejarlo todo para pasar a ser abogado-criminal?

Better Call Saul
Better Call Saul

Puede que Breaking Bad haya sido la serie inaugural del fenómeno que podemos llamar (por lo menos de forma temporal) series-épicas-en-streming series creadas para ser vistas un episodio tras otro, tras otro, tras otra hasta que se acaben todos, y por lo mismo, las ganas de mantenerla en nuestras mentes como un elemento nuevo -puro e inmaculado- como un nuevo arte para una nueva generación creó varias aprensiones sobre este spin-off/precuela se planteó la pregunta sobre al verdadera necesidad de Better Call Saul, sin embrago con el tiempo -y casi desde el primer episodio- se ha demostrado que Saul se acerca lo suficiente a Breaking Bad como para recordarnos porque no gusta la serie original, al mismo tiempo, que renueva conceptos y nos entrega otra nueva serie a la cual ponerle nuestra atención.

 

Better Call Saul, se estrena los martes en Netflix.