[En Netflix] I Don´t Feel At Home In This World Anymore


[En Netflix] I Don´t Feel At Home In This World Anymore

Walter White, Tyler Durden, Lester Burnham. ¿Quién no querría que su rebeldía se pareciera un poco a la versión romantizada del hastío que ha hecho la industria? Pero es Macon Blair, en su debut como director, quien nos echa en cara que nuestro hartazgo se parece más que nada al de Ruth (Melanie Lynskey). Alejado de las luchas sociales, y de las reivindicaciones políticas.

I Don´t Feel At Home In This World Anymore, la apuesta indie de Netflix, es una oscura comedia sobre la ineptitud y la prepotencia. Gente que se cola en la fila del supermerado, que usa el patio de los vecinos como baño para sus perros, que da spoilers gratuitos. Todos síntomas de una sociedad indiferente a su propia decadencia. Pero Ruth toma la justicia en sus propias manos (Nietzsche estaría orgulloso) y, acompañada de su vecino Tony (Elijah Wood) decide recuperar lo que le robaron.

Este es Tony, fanático del ninjitsu, del heavy metal y de Jesús (el hijo de Dios, no el personaje de los Coen).

En su búsqueda se topa con algo más peligroso que la indiferencia: la estupidez. Sí, al final de su viaje descubre que la maldad no surge de ningún monstruoso impulso destructivo, sino de la falta de sentido común. Nadie está tratando deliberadamente de hacerle daño, sino de lograr sus objetivos mezquinos. Y lo hacen saltando o quitándo los obstáculos del camino, como en un videojuego.

La ligereza de su humor encuentra un perfecto contrapunto con el violento desenlace. Aquí Blair revela la influencia de los Coen, y de su amigo Jeremy Saulnier. Pero I Don´t Feel At Home… tiene una estética que habla por sí misma, con el imaginario cotidiano que construye Larkin Seiple, y las acertadas composiciones de los hermanos Blair (Will y Brooke) que nos indican que algo está fuera de lugar.

I Don´t Feel At Home In This World Anymore es una de esas películas para ver cuando estamos indignados con las otras películas. Las fáciles, las pretenciosas, las películas de fórmula. Disponible en Netflix desde el pasado 24 de Febrero.