Estas Son Todas Las Películas de Scorsese Para Ver en Netflix


Estas Son Todas Las Películas de Scorsese Para Ver en Netflix

Para acompañar el estreno en cines de Silencio, su más reciente y monumental obra maestra, hacemos un repaso por las cintas del inigualable Martin Scorsese que están disponibles para visionar en Netflix, desde la comodidad de nuestro hogar.

1. Mean Streets (1973)


La película que catapultó a Scorsese hasta las puertas del reconocimiento, relata la historia de un joven italoamericano (Harvey Keitel), residente de Little Italy, Nueva York, que busca ascender en el escalafón de la mafia local. Película neoyorquina por excelencia, enunciaría desde ya el interés del venerado cineasta por la violencia, los personajes moralmente ambiguos, el rol del catolicismo en la búsqueda de redención personal y, sobretodo, la química que surgiría con uno de sus más grandes colaboradores: Robert De Niro.

2. Taxi Driver (1976)


Pilar de la cultura popular y perfecta cápsula del tiempo, Taxi Driver es la encarnación del descontento y el pesimismo estadounidense de la década de los 70s. Travis Bickle, un insomne taxista veterano de Vietnam, deambula por las calles de Nueva York convencido de que su decadencia exige represalias violentas. Ve oportunidad de redención en la figura de Iris, una prostituta preadolescente que se esmera en salvar. Ganadora de la Palma de Oro de Cannes, Taxi Driver es una de las cintas capitales en la filmografía del cineasta.

3. The King of Comedy (1982)


Esta infravalorada comedia negra fue desechada durante su estreno y sólo se le ha concedido estatus de culto en los años venideros. Es un relato cautelar sobre la obsesión con la fama, en el que Rupert Pupkin (Robert De Niro) secuestra a un famoso comediante televisivo para exigir el tiempo en pantalla que tanto lo obsesiona. La primera incursión de Scorsese en la comedia pone en evidencia su mirada ácida e incómoda que surgiría, otra vez, en After Hours (1985) y, especialmente, en The Wolf of Wall Street.

4. Goodfellas (1990)

Tanto se ha dicho y escrito sobre la historia del ascenso y caída de Henry Hill en la mafia que resulta inútil intentar añadir algo nuevo. Sí, inspiró The Sopranos. Sí, nutrió a Paul Thomas Anderson y a decenas de otros cineastas que no paran de rendirle homenaje a su narrativa frenética mas sumamente controlada. Sí, es básicamente la película favorita de todo el mundo. A pesar de ser tan adictiva como las conductas que retrata, Goodfellas es uno de los mayores relatos cautelares del cineasta, abarcando los peligros del exceso, la avaricia, y el poder.

5. Casino (1995)

La hermana de Goodfellas transita terrenos muy similares a ésta, permutando la cotidianidad de la mafia italiana por la exuberancia de los casinos de Las Vegas. Allí, los lujos que se dan los personajes de Robert De Niro y Sharon Stone (nominada al Oscar por este papel) son contrastados con la violencia típica de una mafia que lucha por el control de los negocios de la ciudad. Basada, al igual que Goodfellas, en un libro de no-ficción de Nicholas Pileggi.

6. Gangs of New York (2002)

La carta de amor definitiva de Scorsese hacia Nueva York, esta cinta épica relata la rivalidad entre irlandeses e italianos que formaría parte crucial en la configuración contemporánea de la ciudad. Es, también, la primera de cinco colaboraciones entre el director y su nueva musa, el muchísimo más comercial Leonardo DiCaprio, quien interpreta a un muchacho irlandés en busca del asesino de su padre. Su búsqueda lo conduce hasta Bill Cutting (Daniel Day-Lewis, en uno de sus mejores papeles), un sádico y manipulador carnicero que, sin sospechar sus planes, le servirá de mentor.

7. Shutter Island (2010)


Las trampas de Shutter Island la hacen parecer una cinta mucho más liviana de lo que en verdad es. Repetidos visionados no sólo revelan las prolijas complejidades de su trama, sino una vocación mucho más ambiciosa que sólo una película de suspenso. Es en realidad un relato sobre el peso de la culpa sobre la psiquis; una verdadera historia de terror psicológico en la que se examina cómo los horrores del mundo real obligan a la mente a buscar refugios igualmente horrendos. Basada en la novela de Dennis Lehane, es la historia de un detective (DiCaprio) que es convocado a resolver el caso de una paciente desaparecida en un siniestro asilo para enfermos mentales, en la década de los 50s.

8. Hugo (2011)


Completamente diferente a cualquier otra de su filmografía, la cálida e inocente Hugo es la carta de amor del realizador hacia su mayor pasión: el cine. Cuenta la historia de un niño huérfano que vive en una estación ferroviaria en París, y su relación con una niña que lo llevará en un viaje a través de la magia de las películas. Pura y emocional, sobretodo para quienes compartimos el cariño de Scorsese por el séptimo arte, es una obra singular, pero esencial dentro de su canon.

9. The Wolf of Wall Street (2013)


Imposiblemente irreverente, tan adictiva como Goodfellas y tan relevante para nuestros tiempos como Taxi Driver lo fue en su momento, The Wolf of Wall Street es también una de las más grandes comedias del nuevo milenio. La historia de Jordan Belfort, corredor de bolsa de Wall Street que formó uno de los imperios financieros más exitosos y corruptos en la historia de los Estados Unidos, sirve como plataforma para que Leonardo DiCaprio otorgue la mejor actuación de su carrera, y cementa la habilidad de Scorsese tanto como un habilidoso director de (negrísima) comedia y voz de la razón contra los peligros del exceso y la codicia.