Vikings Final de Temporada: La Muerte De Un Rey


Vikings Final de Temporada: La Muerte De Un Rey

La 4° temporada de Vikings ha sido por lejos la más convulsionada. No sólo por la cantidad de personajes recurrentes de los que nos tuvimos que despedir (AÚN ESTOY EN NEGACIÓN) sino porque también asistimos a un cambio de mando. El nuevo formato de 20 episodios le permitió a Hirst y compañía desarrollar arcos completos de algunos de los personajes que más prometen para lo que viene. Bjorn probó su hombría después de una travesía estilo The Revenant, Ivar se separó de la protección de su madre, Lagertha reclamó lo que es suyo y Rollo entendió por qué nunca podría encajar con los cristianos.

Jonatha Rhys Meyers hace su aparición como Heahmund, guerrero cristiano, príncipe de la iglesia.

Con los hijos de Ragnar tomando caminos distintos en tierra enemiga, la quinta temporada -que también tendrá veinte capítulos- promete explorar el mundo que esta nueva camada de vikingos piensa conquistar. Por supuesto que el momento más devastador (Spoilers!!) fue la muerte de los antiguos monarcas. Desde el momento de su primer encuentro, Ecbert y Ragnar supieron reconocer el uno en el otro lo mucho que compartían, lo hicieron en vida pero sobretodo en la muerte. Ambos pasaron sus últimos días desprovistos de la corona, despertando dudas entre sus súbditos y familiares, pero cuidando del futuro de su pueblo con un último sacrificio. Y ambos compartirán las glorias que merecen por las conquistas formando parte del folclore popular para siempre.

El último viaje de cada uno marca un punto a parte en la serie. Ragnar enuncia por fin sus dudas sobre la existencia de los dioses, y como un efecto dominó logra que Ecbert se aferre desesperadamente al suyo en busca de perdón. Creo que Michael Hirst es particularmente ingenioso a la hora de traducir a soliloquios las meditaciones de los poderosos en su miseria. Hombres que habiéndose creído inmortales por obtener lo que otros no alcanzaban siquiera a imaginar, deben enfrentarse al fin a su propia mortalidad. Hacer las paces con su fe, si la tienen. Evaluar sus vidas. ¡qué bonita escena esa que comparten al final, preguntándose por la pertinencia de los diose! Uno de esos debates morales que tanta falta nos hacen.

Pero Vikings, y la vida, continúan, al menos por ahora ¿Qué se viene para la nueva generación de vikingos? Lo primero es la promesa de una nueva rivalidad entre un temerario Ivar y un devoto Heahmund (personaje interpretado por Jonathan Rhys Meyers), que forma parte de la orden que precedió a los caballeros templarios y se perfila como el enemigo natural de las ansias de conquista del menor de los hijos de Ragnar. Aunque después del conteo de cuerpos del final de temporada, son muchos los focos de conflicto que demandan atención. De todos modos Hirst ya anunció que la 5° temporada no será la última, y que todavía tenemos mucho que ver de Floki y de cómo se desarrollan las cosas en Kattegat.