Las Mejores Películas Indie de 2016 Disponibles en Netflix


Las Mejores Películas Indie de 2016 Disponibles en Netflix

Mientras la dictadura de las franquicias está matando a Hollywood, y al cine por añadidura, el 2016 pudimos hallar una pequeña esperanza con películas más independientes. Netflix agregó varias a su catálogo así que si están buscando buenas historias para ver en vacaciones, aquí les contamos de algunas:

Swiss Army Man (dir. Dan Kwan, Daniel Scheinert)

Paul Dano y Daniel Radcliffe son a esta generación de películas indie lo que Meg Ryan y Tom Hanks al cine romántico de los 90s. Imposible equivocarse con esta comedia que dejó a la mitad de los críticos con un prominente WTF, y que explora con humor nuestra profunda incapacidad -y falta de voluntad, aceptémoslo- de comunicarnos frente a frente con otro ser humano.

Other People (dir. Chris Kelly)

Jesse -Meth Damon- Plemons ha tenido tantos aciertos en el último tiempo que vale la pena arriesgarse con cualquier título que lo incluya en los créditos. En Other People es un aspirante a comediante que vuelve al nido para acompañar a su madre que sufre de cáncer, mientras trata de no caer en el “por qué a mí?” porque bueno, no es él quién se está muriendo.

Sing Street (dir. John Carney)

¿Todavía no ven Sing Street? Nuestra película favorita del 2016. Con un soundtrack original que nos tiene todavía cantando (sin ánimo de ofender a los devotos de La La Land, pero This is your life…
You…can…go…anywhere…You gotta grab the wheel and own itDrive It Like You Stole It <3)

Tallulah (dir. Sian Heder)

Tres mujeres en tres extremos distintos de la maternidad intentando establecer qué tanto las define, con un trabajo impecable de Ellen Page, Allison Janney y Tammy Blanchard. Tallulah es una de las mejores producciones originales de Netflix del 2016.

Equals (dir. Drake Doremus)

Con un poco más de lucas en el presupuesto que el resto de las películas de la lista, este drama de ciencia ficción estilo THX 1138 (también en Netflix) está protagonizado por otro par de estrellas de la nueva generación; Kirsten Steward y Nicholas Hoult.

I Am Not a Serial Killer (dir. Billy O’Brien)

Un adolescente con un fetiche por los muertos cree cumple con el perfil de los psicópatas. Ah,  su vecino es Christopher Lloyd. Una comedia que termina por convertirse en una película de terror con inesperada efectividad, ideal para todos los que están saturados de tanto jumpscare.

American Honey (dir. Andrea Arnold)

Los niños perdidos crecimos y nos convertimos en millenials. Y nuestra vida es un eterno video clip con intervalos de fotos para Instagram. Andrea Arnold es capaz de dibujar -al igual que en Fish Tank- la miseria de una generación a la que se le prometió todo sin que nadie nos advirtiera que afuera de las cálidas paredes de la adolescencia, no había nada que reclamar.