Batman: The Killing Joke, en video no es tan gracioso


Batman: The Killing Joke, en video no es tan gracioso

Lo que funciona bien en un medio no tiene porque funcionar de la misma manera en otro. Esta debió ser la máxima con la que se enfrentó la adaptación del famoso comic de finales de los ochenta de Alan Moore: The Killing Joke.
Barbara Gordon / Batgirl
Barbara Gordon / Batgirl
DC Animated lo había hecho bastante bien con su versión para The Dark Knight Returns, y en general las películas animadas que salen directo al Bluray -o tu servicio de streaming favorito- de DC son incluso más entretenidas de ver que mucho  de lo que se nos está presentando actualmente en la pantalla grande, pero esta vez la mezcla de historias del cómic con un nuevo prologo -para muchos innecesario- le pasa la cuenta a la compañía.
El mayor problema de The Killing Joke no es el prologo, o la intención de proveer de mayor sustancia de Barbara Gordon, el problema es que en ese intento la idea se pierde, y Barbara termina siendo solo un interés amoroso para Batman, uno se que termina transformando en otro encuentro sexual en tejados, puentes y callejones sucios de Gotham, uno que a través,y por medio del sexo no se empodera, sino todo lo contraria se transforma en una víctima, y en este desafortunado caso no solo una víctima del Joker, sino también de las manías, y desviaciones de Batman, es allí donde reside el problema, en el intento des desvictimizar a Barbara del asalto brutal y que sufre en manos del Joker, convierten a Barbara en un nuevo juguete para Batman. Otra mujer en la lista de mujeres enamoradas del murciélago protector de Gotham.
Frente a tanto problema solo queda reir
Frente a tanto problema solo queda reir
Para terminar, no todo es tan malo, es la clase de película en las cuales el espectador debe formarse su propia impresión más allá de lo que al crítica o los amigas puedan decir, como pasa con cada película, serie, comic, o fan fiction sobre personajes conocidos: todos tienen su propia verdad y su propia interpretación de los hechos y como estos deben desarrollarse, a final del día uno no puede dejarlos contentos a todos.