Final de Temporada: Grace & Frankie, y las Constantes Redefiniciones

Si existe un denominador común en las producciones originales de Netflix, a parte del cariño que le imprimen a cada una, esa es la diversidad. Aventurarse a entregar libertades creativas a equipos “especializados” en construir contenidos que por cuestiones de formato comercial no tienen cabida en el mundo de la tv lineal, es probablemente una de sus mayores virtudes. Y Grace & Frankie es una de las tantas producciones que le entrega una voz a un grupo más bien invisible.

Con ese delicado equilibrio entre comedia y drama, más cargado a la comedia pero sin dejar de lado la efectividad del drama, esta segunda temporada trata las consecuencias de las decisiones que sus protagonistas tomaron durante la primera. Las complicaciones en la relación entre Robert y Sol, los conflictos no resueltos entre Sol y Frankie, y entre Grace y Robert, pero sobre todo, el gran elefante blanco de la imagen que cada uno construyó de sí mismo frente al resto, y como es necesario derribarla para seguir adelante.

Alternativa al melón con vino.
Alternativa al melón con vino.

Y a pesar de lidiar con problemas propios del grupo etáreo al que pertenecen sus protagonistas, ese perverso universo que llamamos “tercera edad” para higienizar todo rastro de la angustia que conlleva el que sea la última etapa de nuestras vidas. La gracia es que es capaz de generar empatía a través de emociones tan universales como la represión, el abandono y autocompasión, al tiempo que se atreve a lidiar de una forma bastante literal problemas frente a los que usualmente hacemos oídos sordos, como la sexualidad y la expectativa de la muerte.

En esta segunda temporada Grace debe aprender a ser más independiente, y tratar con cómo la vanidad ha sido un escudo emocional que le impide relacionarse abiertamente con sus propios hijos, entendiendo que lo estricta que ha sido consigo misma también ha resentido su relación con aquellos que ama. Y Frankie, siempre fiel a sus convicciones, tiene que enfrentarse a la posibilidad que toda la definición ha hecho de sí misma se basa en una mentira compasiva, ver cómo se quiebra el espejo además cuando la realidad es incompatible, o mejor dicho, mucho más amplia e inconmensurable, que su estricta moral.

Grace and Frankie
Grace and Frankie

Con un final de temporada que reconcilia a ambas consigo mismas, y a nosotros con nuestras propias inseguridades, Grace & Frankie sigue siendo de los contenidos más entretenidos ricos de Netflix.