Estreno: Yo vi al diablo – Visions

Llevo tres años -más o menos- postulando que el cine de terror pasa por uno de sus peores momentos, prueba de esto son los estrenos recientes de The Forest o The VVitch -la cual se estrenará comercialmente en Junio-, existen excepciones a la regla como 10th Cloverfield Lane -pero., ¿podemos llamarla película de terror propiamente tal? me salta la duda)- esta semana llega a cartelera Visions o Yo vi al Diablo como se titula por estos lugares, una película modesta y pequeña que trata sobre Eveleigh una mujer embarazada y su esposo, David, quienes comprar un viñedo, instalados allí ella comienza a sufrir alucinaciones hasta el punto que pierde conexión con la realidad.

Visions, no es una buena película, el ritmo es forzado, está plaga de malas actuaciones, y la dirección es a lo más desafortunada, no entiendo porque se estrena comercialmente en estas latitudes, pero está bien, hay muchas cosas que escapan de mi entendimiento por ejemplo, tampoco entiendo realmente el significado de mi canción favorita.
Eve, la protagonista
Eve, la protagonista

 

[Spoilers a continuación]

Lo mejor de Yo vi al Diablo es el giro final, resulta que las alucinaciones de la protagonistas no son alucinaciones son fenómenos paranormales, eso más menos se intuye al primer tercio de la película, sin embargo, estos fenómenos no son causados por una entidad del pasado, sino por una del futuro, sucede que lo que atormenta a Eveleigh no es el apodo sino el futuro, y lo que la debería atormentar es el pasado, porque -spoilers mató al hijo de alguien, y quien viene a destruir su vida es la madre de este niño, no es una fuerza paranormal o sobrenatural la que busca venganza, es una persona, quien en medio de su dolor no puede encontrar consuelo y sólo espera encontrarlo al arrebatarle a Eve lo mismo que a ella le fue arrebatado.
Noooo, un maniquí
Noooo, un maniquí
Este giro me parece muy bueno e interesante, de hecho es un excelente giro a la típica película de terror, sin embrago, es una pena que este acompañado de tan mala dirección y pésimas actuaciones.