5 series que deberías ver


5 series que deberías ver

Todos los años aparecen nuevas series, todos los años se encargan nuevos pilotos, pero no todos  terminan siendo series. Y como es imposible seguir la pista de todas, por lo mismo les dejamos 5 series que por distintas razones deberían ver. 5 series que pueden no ser las más populares, pero que son necesarias para entender el cine y la TV actual
the_girlfriend_experience_tv_series-HD-1250x596
The Girlfriend Experience
The Girlfriend Experience
The Girlfriend Experience en formato serie, es la adaptación a pantalla chica y universo extendido de la película homónima de Steven Soderbergh, en la cual se explora el mundo de las escort de lujo, las relaciones de poder en la vida, el trabajo y el sexo, y el distanciamiento emocional requerido para llevar a cabo este tipo de trabajo. La serie cuenta con excelentes actuaciones, una dirección impecable, muy cinematográfica y por lo mismo, los detalles son muy importantes para entender la psicología de los personaje.
Better Call Saul
Better Call Saul
Better Call Saul
El spin-off de Breaking Bad no es muy diferente al original tanto en contenido como visualmente, sin embrago, pasa que la propuesta visual y conceptual de Vince Gilligan ha madurado, no así sus fans. Una serie inteligente donde al igual que con The Girlfriend Experience los detalles son los que marcan el tono y ponen a prueba tanto a los personajes como a los espectadores.
Si Breaking Bad era una serie para comentar en redes sociales, Better Call Saul es una serie para digerir lento. Para ver con paciencia, lejos del celular y del ruido de las redes sociales, es más una experiencia estética personal que una experiencia social
Marvel's Daredevil
Marvel’s Daredevil
Marvel’s Daredevil
Lo adelantaba Geraldy en su comentario a la segunda temporada, Daredevil junto a Capitán América son lo mejor que tenemos en superhéroes en estos momentos.  Y la razón es bastante simple, son obras visuales que intentan de alguna u otra forma salir del cliché y presentarnos antes que una adaptación una obra visual contenida a propio medio, algo que parece bastante simple, que ninguna de las otras franquicias ha logrado.
Con una segunda temporada muy potente y el inevitable spin-off de The Punisher en camino, las primeras dos temporadas de Daredevil son piezas fundamentales del universo extendió Marvel a cargo de Netflix.
Southpark
South Park
South Park
No sólo de estéticas interesantes puede vivir el hombre  – aunque South Park y su tratamiento visual puede dar para largo, y prefiero nos entrar en ese territorio – La temporada 19 de la serie animada es lo mejor que se ha hecho en animación en años. Así de simple.
En tiempos en que las convicciones se defienden comentando estados de facebook y el apoyo se brinda participando activamente de algún hashtag, South Park  logró apuntar con envidiable certeza varias de las grietas presentes en nuestra fachada pro-inclusión. La transformación de su comunidad hacia lo políticamente correcto les ha permitido tocar temas que van desde la violencia simbólica que aqueja la visibilidad de las minorías, hasta la agresiva expansión de los fanarts como apropiación de las ficciones, pasando por el hedonismo disfrazado de solidaridad y la profunda repulsión que nos provoca la densidad óntica del mundo material.
Si el párrafo anterior suena un poco elevado para usted, lo resumo en la siguiente: Se ríen de todo, y ponen en evidencia lo falso de nuestra cultura que apoya la inclusión de las minorías de cualquier índole. A meses del estreno de temporada 20, la temporada 19 es digna de ovación y producto para análisis y reflexiones.
Sí, yo también creo que Hugh Dancy es un ángel caído.
The Path
The Path
The Path, una desconocida y algo oscura producida por Hulu, la gran competencia en Norteamérica a Netflix es protagonizada por Aaron Paul, Hugh Dancy y Michelle Monaghan interpretando una suerte de trío amoroso atrapado en medio de un culto religioso llamado meyerismo, basado en una teoría pseudoplatónica en que una escalera marca la ascensión a la iluminación y la felicidad eternas. Uno de los puntos altos de la serie es que la forma en cal cual intenta generar cercanía hacia los pormenores de la vida dentro del (movimiento-no-culto) meyerismo con una cámara móvil, cercana, explotando la luz natural y los exteriores.
Una apuesta que en su primera temporada intenta reconciliar los elementos que toma prestados de Hannibal y Breaking Bad, una formula extraña que funciona por momentos.
Bonus:
Ash Vs The Evil Dead
Quizás la opción menos reflexiva de la presente selección, hay que aclarar frente a la mala fama de los remakes qie   Ash vs Evil Dead no es una re-interpretación, en esta continuación de la saga Bruce Campbell vuelve a vestir el protagónico para colaborar una vez más con Sam Raimi y Rob Tapert. Más de veinte años han pasado desde la último vez que supimos de Ash, y aunque por tema de derechos (la gran cruzada en la expansión de universos de las producciones contemporáneas) no es posible aludir a Army of Darkness, este primer episodio nos muestra que sus inclinaciones siguen siendo más o menos las mismas. Porque para un hombre que ha visto el mal a los ojos teniendo oportunidad de desmembrarlo en múltiples oportunidades, poco importan las limitaciones mundanas; en cambio, Ash disfruta el aquí y ahora sin dejarse abatir por el desgaste en su atractivo físico ni las dificultades económicas.
Ash Vs The Evil Dead trae de vuelta el gore de antaño, y con el trae de vuelta todos los prejuicios de las antiguas generaciones, es sumamente interesante ver cómo esta reinterpretación ingresa al terreno de lo Políticamente Correcto pero lo hace siendo consciente y por lo mismo compensa -muy en el humor negro de la serie y muy al estilo crítico que utiliza la ya mencionada South Park- en los momentos Políticamente Incorrectos. Una serie que hay que revisar no solo por nostalgia, sino porque entre líneas nos presenta aquello que hace falta en las producciones cómicas actuales.