#AntiOscar – Clouds of Sils Maria


#AntiOscar – Clouds of Sils Maria

Nacida a partir de una “apuesta” que Juliette Binoche le hizo al realizador Olivier Assayas para que escribiera una película sobre mujeres, Clouds of Sils Maria es un complejo y escalonado relato sobre las tensiones entre la juventud y la madurez, la resistencia al paso del tiempo, la obsolescencia y el cómo la industria del entretenimiento lidia con ésta.

Una acertada Kristen Stewart
Una acertada Kristen Stewart

Maria Enders (Binoche) es una respetada actriz europea que se hizo famosa después de interpretar a Sigrid, una intensa joven que comienza una turbulenta relación con una mujer mayor que ella. Veinte años después, le ofrecen revisitar la obra, esta vez como Helena, la mujer mayor. Inicialmente reticente a aceptar el papel que cementa su propia pérdida de juventud, termina cediendo y se marcha a Sils, Suiza, junto a su asistente personal Valentine (una notable Kristen Stewart), con quien ensaya la obra y mantiene una relación que evoca más de un paralelo con aquella que describe la pieza.

La película transita los lugares mencionados anteriormente con una increíble atención al detalle y fascinación por sus personajes, lucidez temática y tino para el drama genuino. Es en cierto modo la contraparte femenina de Birdman, de González Iñárritu, sin su indulgencia formal y ensalzamiento romántico del “artista” – Assayas es capaz de empatizar con ambos puntos de vista, el de Maria y el de Valentine, argumentando básicamente que lo que ocurre entre la juventud y la madurez es lo que en filosofía y otras disciplinas se conoce como paralaje: el cómo un mismo objeto puede portar distintas formas y significados según la perspectiva desde donde se le mire. Mientras que Maria se burla de la “psicología básica” de las películas de superhéroes, y de elementos de la obra que ahora le parecen burdos (develando también su propio sensación de obsolescencia y temor al paso del tiempo), Valentine es capaz de leer bajo otro prisma, muy propio de su generación – y es ella quien carga el mensaje de la película sobre la diferencia interpretativa que surge con la edad.

Chloë Grace Moretz representando una tercera generación.
Chloë Grace Moretz representando una tercera generación.

La metáfora del tiempo está maravillosamente representada en la Serpiente de Maloja, el fenómeno natural en el que toda la cinta decanta: una formación de nubes que transita rápidamente los Alpes a baja altura. Como las nubes, la juventud es bella y transitoria, y suele vaticinar tiempos amargos. La metáfora es particularmente sagaz cuando se antepone ante el tratamiento que Hollywood le da a las actrices maduras – el cómo las olvida cruelmente y vuelve su mirada no sólo a otras más jóvenes, sino a la superficialidad mediática que vemos tan comúnmente asociada a la farándula de la industria.

En definitiva, Clouds of Sils Maria es una gran película, muy consciente de su tiempo, estupendamente actuada y construida.