Into The Badlands: Final de Temporada y Lo Que Aprendimos de su Web Comic


Into The Badlands: Final de Temporada y Lo Que Aprendimos de su Web Comic

Into The Badlands concluyó su primera temporada con más que hiperbólicas secuencias de pelea y cliffhangers, también nos dió un breve vistazo a lo que hay más allá de las grandes murallas en sociedades que albergan más que sólo campesinos y clippers. Durante sus primeros 6 episodios, la nueva serie original de AMC que propone mezclar las distopías futuristas con las artes marciales, se centró en la historia de Sunny (Daniel Wu) y su intento por dejar atrás la vida que Quinn, su barón, había planeado para él en un mundo lleno de antiguos vicios y forzado a cultivar la guerra como un arte.

La premisa es que luego de un trágico acontecimiento la humanidad quedó al borde de la extinción, y para controlar el caos y reconstruir la civilización los sobrevivientes se organizaron bajo la administración de barones, cada uno de los cuales a cargo de ciertas materias primas y territorio. En un panorama políticamente inestable y un paisaje hostil, muchos padecen los abusos de sus respectivos soberanos entre los que contamos al propio Sunny, convencido que su única habilidad -y por extensión, su único valor- es el de pelear, obligado a proteger los intereses territoriales de Quinn sin poder formar una familia ni tener una vida propia jamás.

Un contexto que parece innecesariamente complejo para una serie del género, y que apenas alcanza a tomar forma en una temporada tan breve. Lo que podemos elogiar de su visualidad y de las cuidadosamente coreografiadas peleas ambos aspectos aún escasos en las series de TV contemporáneas, es opacado ocasionalmente por diálogos explicativos que intentan profundizar tanto en la historia detrás de la actual situación de nuestros protagonistas como en las motivaciones de los mismos, y que aún así dejan a un par de ellos en una lamentable oscuridad. Sin embargo, para compensar por la falta de tiempo y apaciguar la ansiedad de los fans, también es posible acceder a su comic en línea que narra los pasados inmediatos de Sunny, Quinn y M.K. aunque sin revelar nada que arruine nuestras expectativas para una próxima entrega (que aún no ha sido confirmada).

Sunny (Daniel Wu) no es infalible.
Sunny (Daniel Wu) no es infalible.

Y aunque no es la primera vez que una serie utiliza este formato para explorar los inicios de sus personajes (recordemos la belleza de los Early Cuts de Dexter), la narración sirve para complejizar también el uso de la violencia. En sus tres números, se nos presentan tres perfiles diferentes pero que inevitablemente conducen al encuentro; mientras Quinn aparece como un soldado innato, empujado a la brutalidad al intentar escapar la precaria vida que llevaban sus padres; Sunny aparece como más reflexivo y pragmático, dosificando el grado de violencia de acuerdo a las necesidades circunstanciales; y por último M.K, condenado por lo que habita dentro de sí mismo y que es incapaz de controlar. Todo contado con una explicitud visual bastante más radical que la de la serie, tres violentos orígenes que prueban lo delgada que es la línea que separa heroísmo de barbarie.

El clímax enfrenta a la Viuda (Emily Beecham) y a Sunny.
El clímax enfrenta a la Viuda (Emily Beecham) y a Sunny.

En lo que respecta a lo que podemos esperar para una segunda temporada, a juzgar por su final podemos asumir ver más de las tierras más allá de las Badlands, entender mejor aquella religión con profundas y poderosas influencias, y el alcance de las habilidades de M.K. que sugiere ni siquiera Sunny podría contener. Pero una de las mejores sorpresas de la temporada fueron la Viuda y su ejército quienes, aunque en un principio parecen alienadas por los poderes de persuasión de su líder y la necesidad de hacerse fuertes en un ambiente devastador con los más vulnerables, de a poco van cobrando relevancia y prueban ser clave en el desarrollo de lo que vendrá. Las historias detrás de La Viuda y Lydia, cuyos orígenes permanecieron deliberadamente ausentes durante esta temporada inicial, parecen poder darnos pistas sobre la religión y los misterios que rodean Azra, el paraíso prometido tras el cual van Sunny y M.K. Todo lo que, sumado a las impecables secuencias de acción, son promesas más que sólidas para una segunda entrega.