#Nostalgia 5 Series Noventeras Para Ver En Netflix


#Nostalgia 5 Series Noventeras Para Ver En Netflix

A un día de la llegada -oficial- de Star Wars The Force Awakens a nuestra cartelera, la nostalgia se aloja con fuerza en nuestros corazones. Nostalgia que tiene solución para los que crecimos en los 90’s porque Netflix tiene una parrilla llena de aquellas series que nos acompañaron durante las tardes de procrastinación infantil y leche con milo.

Títulos entre los que se encuentran varios de los clásicos de Cartoon Network que merecen su propio especial, por ahora los dejamos con 5 series para combatir las tardes de calor y la melancolía:

El Autobús mágico (The Magic School Bus, 1994, 4 temporadas)

Antes de Dora y toda la parrilla de programas infantiles especializados en educación tuvimos El Autobús Mágico, una suerte de híbrido entre Doctor Who y Mi Vecino Totoro que nos enseñó valiosas lecciones entre las que se cuentan, el funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Que también se suma a los proyectos de Netlflix.

El Príncipe Del Rap (The Fresh Prince of Bel Air, 1990, 6 temporadas)

Incluso anterior al advenimiento de la discusión sobre representatividad de minorías y discursos políticamente correctos los niños de los noventa pudimos disfrutar de una serie muy consciente de la cultura de sus protagonistas, fue capaz de mostrárnoslas y tocar temas tan contingentes como la objetivación sexual, el uso de drogas estimulantes en alumnos con alta carga académica y el peso de la discriminación, todo con la gracia de Will Smith.

Aquí el opening original y a continuación el doblado al español porque en los 90s no se usaba el SAP.

Escalofrios (Goosebumps, 1995, 4 temporada)

Escalofríos es a las series de terror lo que Troll 2 al cine del mismo género, una suerte de Mi Amigo Max puesta al lado de Le Temes a la Oscuridad y sin embargo, placer culpable de noches insomnes y visionados no confesos de la programación de Fox Kids. Tristemente sólo hay 13 episodios de la primera temporada disponibles en Netflix.

Buffy la Cazavampiros (Buffy, The Vampire Slayer, 1997, 7 temporadas)

En una línea similar a la anterior pero formando parte de un género totalmente distinto, durante lo que para nosotros fueron los años de “transición a la democracia” no era raro ver mujeres protagonistas de series populares. Antes de los Winchester salieran siquiera en su primera cacería, Buffy introdujo sin miramientos la discusión sobre el amor entre personas del mismo sexo y por supuesto, nos heredó la apreciación por los oblicuos de David Boreanaz, que continuó gracias a su serie spin off, Angel.

Mighty Morphin Power Rangers (1993, 3 temporadas)

¿Cansados de las listas que muestran el deprimente presente de nuestros ídolos de infancia? En Netflix los Power Ranger conservan su magia con sus tres primeras temporadas para recordar que antes de los eternos debates entre cuál caballero/sailor scout/guerrero Z serías en el juego de turno estuvo la discusión sobre cuál Power Rangers querías ser (Ojalá olvidar todas las veces que me tocó ser “la amarilla”).