#Especial Lo Mejor Del Año Por Geraldyc

En un año de altos y bajos en el seno de la fábrica de reciclaje de ideas que llamamos Industria Cultural, el panorama es considerablemente menos auspicioso que en décadas pasadas pero aún en un clima árido en el espacio creativo un par de producciones lograron sobrellevar con dignidad el título con el que se les inviste, y presentarse como las mejores película y series del año. Tristemente varios títulos se quedan fuera, ya sea por el colonialismo cultural como por mis limitaciones humanas (principalmente estas últimas), aún así esto es lo que más disfruté viendo en 2015:

"So I exist in this wasteland"
“So I exist in this wasteland”

Cine

Mad Max Fury Road

A las desaturadas distopías futuristas adolescentes que gobernaban la cartelera (y que han sido destronadas hoy por el estreno de Star Wars The Force Awakens), George Miller contrapone un colorido y genuinamente desolador paisaje en el que el único camino posible es la locura. En el que nuevos falsos dioses se han erigido y gobiernan a través de sus autoproclamados pastores en el ciclo sin fin de la explotación y la tiranía, intentando levantar una nueva civilización sobre las cenizas de la antigua. Un esfuerzo aplaudido tanto por los fans como por la crítica, con una película que nos hace volver a creer en el género.

The Martian

Visualmente impecable
Visualmente impecable

No es el amor ni la familia lo que motiva a Mark a sobrevivir su larga estadía en Marte sino algo más ajeno de la moral cristiana pero más cercano de la cientificista: la necesidad y el instinto de autopreservación. En vez de solemnidad sentimentalista lo que propone Ridley Scott es pragmatismo y curiosidad científica, misma responsable de tantos progresos, coronado con un sentido del humor que se ha perdido en las producciones de su tipo, aún cuando continúa siendo el principal dispositivo que nos permite lidiar con nuestras propias tragedias.

Mommy

Emotiva e íntima, la más reciente película de Xavier Dolan que llegó a nuestras salas recién este año, es capaz de sobreponerse a la experimentación pretenciosa con su vocación universalista. Concentrándose en retratar los vaivenes de la conflictiva relación de Die (Anne Dorval), su hijo Steve (Antoine-Olivier Pilon) y la vecina que opera como árbitro Kyla (Suzanne Clément), Dolan construye una historia brutal y bella coronada por impecables interpretaciones que me recordaron la verdadera razón por la que es importante el cine (no, no es por el merchandising asociado).

Beast of No Nation

La primera película original de Netflix es un drama en primera persona que cuenta el horror de la guerra civil desde la perspectiva de uno de sus soldados más jóvenes, con esa visualidad a la vez bella y devastadora que forma parte del sello de Cary Joji Fukunaga. Adaptación de la novela de Uzodinma Iweala, el relato nos muestra cómo Agu (Abraham Attah), y otros niños como él, se ven forzados a cambiar juguetes por armas bajo las órdenes del Comandante, un líder brutal interpretado por Idris Elba quien ya recibió una nominación a los Golden Globes por el papel. Pero es su capacidad de construir una historia conmovedora sin caer en el sentimentalismo ni en la mirada paternalista lo que la convierte en uno de los mejores estrenos del año.

Clouds of Sils Maria

Aunque lamentablemente aún no llega a nuestra cartelera, Clouds of Sils Maria logra hacer un comentario crítico -a veces sarcástico- de lo que es la industria cinematográfica y las ficciones con las que nos hemos formado las generaciones más jóvenes, pero al mismo tiempo apunta también a los vicios del mundo del “arte” y recupera una de las reflexiones más antiguas que nos ha aquejado desde el inicio: la lucha contra el paso del tiempo. Una película que no necesita recurrir a metáforas crípticas ni experimentaciones efectistas para contar el drama de una mujer enfrentada al envejecimiento y que ve reflejada en una colega más joven, todos los vicios de los que alguna vez fue culpable.

Ex-Machina

Empatía y vulnerabilidad son las principales herramientas que ocupa Ava (Alicia Vikander) en su lucha por la libertad, una lucha profundamente humana a través de la cual nos enfrentamos a lo mejor y peor de nosotros mismos. Una película que silenciosamente llega al top ten del año, rescatando las antiguas inquietudes morales y filosóficas a propósito de la inteligencia artificial. Eco de un tiempo en que importaban las futuras consecuencias, un conflicto desarrollado con precisión en la simpleza de la interacción entre el trío de personajes sobre los que recae que no requiere más parafernalia que la solidez de su guión sólido y sus actuaciones.

Series

South Park Temporada 19

Sí, muchos de nosotros dejamos atrás South Park junto con la llegada de la “adultez” y probablemente pocos estábamos preparados para la consistencia de una temporada en la que cada uno de sus episodios relata con afilado ingenio y descarnada honestidad varios de los temas que hoy nos aquejan. Desde la superficialidad del activismo virtual hasta el fascismo solapado que despierta aún la lógica del terrorismo, pasando por el advenimiento de las Ads, el aburguesamiento de los barrios olvidados, la intolerancia de la sociedad de lo “políticamente correcto” y la evolución de los fanarts, no sólo ha sido una temporada impecable sino acreedora de las críticas más acertadas a nuestros vicios contemporáneos.

Hannibal Temporada 3 (Final)

Una metáfora visual de toda la serie.
Una metáfora visual de toda la serie.

Justo cuando la serie a cargo de Bryan Fuller prometía encontrarse de lleno con la novela de Thomas Harris a través del arco del Dragón Rojo, NBC decidió desistir del proyecto. Aún así, la que es de momento su temporada final logró expandir aún más los alcances del horror (y del amor) culminando con una de las escenas más bellas de toda la serie y que sirve como cierre ideal para la inestable relación entre Hannibal Lecter y su único potencial amigo, Will Graham. Abusos emocionales y recuperaciones triunfantes viven sus protagonistas quienes en su descenso al infierno y de la mano de Il Mostro di Firenze se encuentran de frente con lo mejor de cada uno. Con el elegante y a su vez poco pretencioso estilo que la caracterizó, la serie es la prueba de que las reinterpretaciones pueden aportar al imaginario de las obras originales.

Colaboración Marvel/Netflix Daredevil, Jessica Jones

Frente a la completa incertidumbre (y desconfianza, sobre todo desconfianza) que nos provocó el anuncio de una nueva adaptación de Daredevil, la incipiente colaboración entre Marvel y Netflix con contestó con esto:

Una secuencia más que meritoria de nuestra admiración, y a la que le siguen 11 episodios que demuestran lo mejor de ambos mundos, las historias del amplio universo de personajes de Marvel contadas desde una perspectiva más adulta con la calidad de las producciones originales de Netflix. Virtudes que se extienden a la primera temporada de Jessica Jones, que logró subordinar el entusiasmo superhéroico a un drama psicológico más complejo, que deja entrever los vestigios del abuso y la lucha de aquellos que intentan sobreponerse al trauma.
Ambas producciones distintas pero que tienen en común más que los vínculos previos entre sus personajes; una nueva forma de concebir los relatos de superhéroes y las series.

Bojack S02

Desde su estreno la serie animada de Netflix se separó del resto de las de su tipo al decidir explorar lo tragicómico con un sentido retrato de la patética vida de Bojack Horseman, estrella de televisión noventera que gozó de la época de oro de las sitcoms y que ahora vive de las migajas de su fama pasada. Un giro arriesgado que comenzó en el final de su primera temporada pero que alcanzó la madurez durante su segunda entrega que profundizó aún más en lo que todos escondemos tras nuestras máscaras de responsabilidad adulta. Tan graciosa como devastadora, las reflexiones humanas tras la alegre fachada de la serie son probablemente de las más interesantes del año.

Better Call Saul

better-call-saul-05

Al igual que con Daredevil, el spin off sobre los inicios de Saul Goodman era de las producciones que más me preocupaban. Demasiadas cosas podían salir mal en el intento por reproducir la brillantez de Breaking Bad, pero afortunadamente la serie logró separarse con éxito de su predecesora manteniendo sin embargo, ese tono tragicómico acompañado de una visualidad elocuente y aún escasa en el ambiente de las producciones “televisivas”. Profundizando además en el drama humano y la profunda violencia que ocurre en el espacio de las relaciones interpersonales, donde tal y como aprendimos en Ozymandias, se esconde la verdadera brutalidad humana.

Fargo Temporada 2

La completa ineptitud de los delincuentes en contraste con la brillantez criminal de los ciudadanos ordinarios siempre ha estado en el corazón humorístico de la obra de los Coen. Una premisa que se reprodujo con sorpresiva exactitud durante la primera temporada de la serie en 2014, y que toma forma y se emancipa en cierto modo de la película durante esta segunda temporada. La caída de los imperios, la tragedia del cáncer y la sutil pero brutal lucha por la emancipación femenina son algunos de los temas que alcanzamos a leer en Fargo, que supo mezclar la seriedad con la comedia en una entrega visual y narrativamente emocionante.