Mes del terror – The Messengers (2007)


Mes del terror – The Messengers (2007)

Llegó Octubre y este mes preparamos un especial de terror con películas terroríficas y no tan terroríficas, una especie de ensayo por partes que pretende dar cuenta de cuanto hemos perdidos nuestro sentido del terror, del miedo y de asombro.

La primera película que analizaremos es The Messengers, una producción de cine B dirigida por los hermanos Pang -responsables de esa película media de culto/medio mala The Eye, y sus siguientes iteraciones-, una película que más que nada se colgó de la fama de The Ring y trajo el cine de terror asiático a occidente.

The Messengers, es uno de los primeros trabajos de los hermanos en tierras norteamericanas, y sufre dos graves problemas; el primero una mala historia con al cual es imposible relacionarse, y le segundo la incapacidad de los coreanos de entender el código de horror occidental. Así, The Messanger, es la típica película de cine donde la hija adolescente debe salvar el día, y aquí Kristen Stewart es la adolescente reponsable por ello.

Jess & Ben, los hermanos en problemas
Jess & Ben, los hermanos en problemas

Trata sobre la familia Solomon quienes deciden salir de Chicago luego de un accidente provocado por Jess (Stewart) en el cual su pequeño hermano se ve involucrado. Como toda película de posesión sobrenatural, ocurre en una casa de campo lejana, al principio hay pequeños detalles que parecen estar fuera de lugar pero a medida que los días pasan va quedando en claro que esto va mal.

 

Jess, es agarrada por los espíritus porque... reasons
Jess, es agarrada por los espíritus porque… reasons

Es realmente una película mala, que no presenta ninguna propuesta nueva o significativa dentro de su desarrollo y en la que se nota el bajo presupuesto. Las malas actuaciones de pueden deber al mal trabajo de dirección como al mal guión, realmente es una película inentendible porque jamás se define a qué debemos tener terror, si es el terror a habitar en casa de alguien más (como Poltergeist o Sinister) o por el asesinato ocurrido años atrás en ese lugar. Un terror fantasmal por decirlo de alguna manera. Un terror que se vuelve real cuando permiten que Burwel, también conocido como John Rollins, el antiguo dueño de la granja les ayude, aquí la película no se decide ni por lo sobrenatural (como los eventos hasta entonces presentados) o ni por el género de asesinos que dejamos entrar en nuestras vidas. Y cuyo final se resuelve de la peor forma posible, el terror sobrenatural (la familia asesinada) regresa para tomar revancha del terror real (el asesino).

 

Jess, es atrapada por los espíritus por segunda vez, porque una vez no es suficiente.
Jess, es atrapada por los espíritus por segunda vez, porque una vez no es suficiente.

Una idea que podría funcionar de introducir la narrativa -maravillosa- de Stephen King, pero jamás como película de bajo presupuesto con una mirada tan distante. Un ejemplo de cómo lo que funciona en Occidente no tiene porque funcionar en Oriente, y al revés.

 

The Messengers, se encuentra disponible en Netflix.

Dato freak, hay un Messangers 2,  una precuela, que explica los eventos de la familia Rollins, donde Norman Reedus interpreta a John.