MiniReview: The Martian – Misión a Marte

Misión a Marte [The Martian] relata durante 2 horas y treinta minutos la soledad de un tipo abandonado en Marte. Está basada en el libro del mismo nombre escrito por Andy Weir, texto muy recomendado para los fanáticos de la ciencia ficción y quienes posean un humor “diferente”. La película, dirigida por Ridley Scott, toma los elementos principales del libro y desecha los secundarios, recordándonos que son medios completamente distintos y que, en 2:30 horas, hay una cantidad limitada de problemas que podemos ver pasar a un astronauta. Así, quienes deseen un mirada más detallada a los problemas del astronauta/pirata espacial Mark Watney (interpetado por Matt Damon) pueden darle una repasada al libro el cual detalla con cierta validez científica como sobrevivir en la soledad de un planeta-presuntamente- infértil.

La tripulación
La tripulación

 

The Martian es todo lo que puedes esperar de una película de Scott, una visualidad impecable, acompañada de un gran sentido del espectáculo como obra visual, un par de cabos sueltos en la construcción de personajes, pero algo que se puede entender debido a que nos centramos en su solitario protagonista y en cómo se las debe arreglar para sobrevivir, no en la tripulación que lo abandona con su duelo por el compañero caído.

Jessica Chastain, por fin está en el espacio y es bacán, y no una llorica
Jessica Chastain, por fin está en el espacio y es bacán, y no una llorica

Scott logra por primera vez en mucho tiempo el toque perfecto de Ciencia Ficción: personajes molestos/queribles y citas ñoñas suficientes para encantar al público que necesita sentirse aludido por referencias que entienda.

The-Martian-viral-teaser

 

Por primera vez desde los clásicos sci-fi de los años 80, la ciencia ficción se siente nueva, y eso se debe más que nada al libro de Andy Weir, una obra producto de la era moderna -originalmente fue concebido como serie de posts en un blog- una idea muy creativa que Scott filtra y transforma en descriptiva, pero aún así mantiene momentos de blog o vlog con Watney hablando directo a su bitácora, a sus cámaras, a un registro que quedará en la soledad de Marte hasta que  alguna próxima misión puede regresar.