Hablemos de: Sinister (2012), el terror de habitar la casa de alguien más

Scott Derrickson dirige la primera parte de la franquicia Sinister, una película de presupuesto medio cuyo gancho comercial fue contar con la participación de Ethan Hawke en el protagónico. La película tuvo un gran éxito lo cual llevó a la realización de una segunda parte, Sinister 2, estrenada esta semana en cines nacionales que como es costumbre en este tipo de películas, da mayor profundidad a los fenómenos paranormales que rodean la historia. Ambas producciones han tenido tan buena acogida que los productores se han aventurado a afirmar que la franquicia comparte universo con Insidious, tentando así un posible cruce de caminos en el futuro, muy al estilo de Marvel o DC, muy multiplataforma, muy millenial todo.

sinister-2

Sinister es una película bastante promedio, que realmente no sobresale del resto de producciones medianas del estilo, los sustos se basan en jumpscares, la iluminación es funcional a la historia y los personajes están allí para servir a la misma. Lo interesante reside en el giro final, y solo en el giro final, pues el resto de escenas son completamente expositivas, los personajes en ningún momento se sienten reales, sino como piezas que deben realizar para atender a una historia.

El demonio de turno ocupa Hi-8, porque le encanta la estética low-fi
El demonio de turno ocupa Hi-8, porque le encanta la estética low-fi

Sinister me parece hubiera funcionado mejor como una historia sobrenatural al estilo de Stephen King -de hecho la segunda parte rinde homenajes varios a la obra de King- más que como una película de suspenso/terror. Aquí, nunca vemos el decaimiento psicológico de los personajes, e incluso Hawke se pierde en clichés intentando mostrar el descenso de un hombre acosado por lo sobrenatural.

 

Shhhhhh
Shhhhhh

 

Así, Sinister finalmente termina siendo otra película de una familia acosada por el demonio que habita la casa en la que vive, tan como Insidious, Annabelle, The Conjunring, y similares nada más que un remake no oficial y poco creativo
de Poltergeist.