Películas de los 80’s: Ferris Bullers´s Day Off


Películas de los 80’s: Ferris Bullers´s Day Off

Ferris Bullers´s Day Off  (o Todo En Un Día, 1986), es una de esas cintas clásicas imprescindibles de ver. Dirigida por el gran John Hughes (mismo director de esa maravilla que es The Breakfast Club) nos trae la historia del carismático y a veces insoportable Ferris Buller (Matthew Broderick) quien decide tomarse un día libre  -o como decimos los chilenos, “hacer la cimarra”-.

Matthew Broderick, adolescente emblemático de las películas de los 80's
Matthew Broderick, adolescente emblemático de las películas de los 80’s

Ferris suma a su mini aventura/rebelión a su mejor amigo Cameron (Alan Ruck), quien a diferencia de él es un chico bastante acomplejado, deprimido e inseguro de sí mismo pero que durante este viaje logra zafarse de varias trabas emocionales que lo contienen y limitan. A ellos se les une Sloane (Mia Sara) amiga y compañera de colegio de ambos, y así a lo largo de este día libre se atreven a hacer todas aquellas cosas que se les han prohibido de alguna u otra manera. Desde el comienzo, Hughes establece un humor inteligente y rápido perfectamente interpretado por Broderick, además de su gran manejo de situaciones cómicas lo que resulta en una pleícula que tanto en contenido como forma reivindica el género.

Una mirada lúdica sobre lo absurdo que es el mundo de los adultos quienes son representados como muy confiados en sí mismos y en las normas sociales lo que les impide ver la audacia de los más jóvenes. Como ocurre con Cameron, quien sufre por tener un padre que ama más que nada en el mundo a su Ferrari rojo lo que lo lleva a querer dañar este elemento con tal de recibir alguna demostración de sentimientos por parte de su padre, ya sea amor  u odio, todo menos la apatía. Y este “mundo adulto” es lo que parece matar la vivacidad y astucia de los jóvenes (discurso también presente en The Breakfast Club), pero que a su vez está lleno de adultos luchando con la noción estricta del término, el antagonista de la historia es el director del colegio Edward Rooney, un hombre amargado pero que termina revelándose como un niño en el interior.

Matthew Broderick, Alan Ruck y Mia Sara componen la pandilla.
Matthew Broderick, Alan Ruck y Mia Sara componen la pandilla.

Una película llena de escenas que se vuelven memorables, que representan la visión de Hughes sobre la juventud como el momento para tomar nuestros destinos en nuestras propias manos y hacer con nuestras vidas lo que nos parece correcto más allá de las expectativas que los adultos, más allá de la presión por convertirnos en ciudadanos responsables.  Escenas como la del museo, donde los planos son realmente expresivos y logran transmitir la inquietud adolescente, o el emblemático canto de Twist and Shout, donde Ferris dobla a The Beatles haciendo bailar a la comunidad, o Cameron haciéndose pasar por el padre de Sloane y humillando al director del colegio con la irónica frase “call me sir god damn it!” (¡Llámeme ‘señor’, maldita sea!).

Todo lo anterior hace de Ferris Buller´s Day Off un clásico y un emblema de su tiempo, pues más allá de la aparente ligereza nos deja un sabor agridulce, invitándonos a reflexionar sobre la incomunicación  entre generaciones y de paso cuestionar nuestra propia “adultez”, una película que combina humor y reflexión en la justa medida.