Películas de los 90’s: Fluke


Películas de los 90’s: Fluke

Volviendo a la infancia y a aquellas películas que me marcaron a muy temprana edad, no por sus cualidades cinematográficas sino por su capacidad de conmover y sensibilizar al espectador con una trama simple y una propuesta audiovisual arriesgada para la época, se encuentra Fluke. Basada en la novela del escritor de best-sellers de terror James Herbert, cuenta la historia de Thomas P. Jhonson (Matthew Modine), un empresario exitoso y millonario que muere en un trágico accidente automovilístico y reencarna en un perro para reencontrarse con su familia.

Thomas se reencuentra con Carol.
Thomas se reencuentra con Carol.

La película cuenta las peripecias de Fluke, el perro que nace en el momento de la muerte del empresario, y el viaje que realiza una vez que comienza a recuperar los recuerdos de su vida pasada y se da cuenta de que en su otra vida fue un ser humano. Nacido en la calle, llevado a la perrera junto a sus demás hermanos y madre y el único de la camada que logra escapar, se enfrenta luego a la pérdida de la vagabunda que lo adopta y lo nombra “Fluke” (Chiripa, bautizado así luego de acertar reiteradamente a un juego siendo acusado por los transeúntes que solo lo lograba de “chiripa”. En el transcurso conoce a Rumbo, un perro que habla y quien le ayuda a descubrir quién es en realidad, Fluke recupera eventualmente sus recuerdos y finalmente logra encontrar a su familia, viviendo momentos que en su vida como hombre jamás compartió con su hijo y con su mujer.

Lentamente la película -que parece ser una cinta más bien infantil y liviana- comienza a tomar peso haciéndonos reflexionar sobre la amistad, la familia y sobre la vida misma, a través de la experiencia del ex empresario y el momento en que se da cuenta por sus recuerdos de que en realidad mientras fue un hombre jamás disfruto la vida junto a sus seres queridos y que ahora, a pesar de haber encontrado a su familia, jamás podrá remediar el daño causado al ausentarse constantemente. Así, la película avanza sobre la búsqueda de redención del empresario (quien recuerda que fue él mismo el verdadero motivo del accidente que le costó la vida), quien finalmente comprende que le fue dada una segunda oportunidad para poder despedirse de su hijo y de su pasado para vivir en paz y comprender el peso de sus acciones.

Cabe destacar, que es una de las pocas películas donde los perros realmente actúan y lo hacen bien, y a pesar de que Hachiko: A dog story de Lasse Hallström parece haber dejado la vara muy alta entorno a la representación visual de la perspectiva perruna del mundo, Fluke es una película que ya en los 90’s se arriesgó a contar la historia desde la mirada subjetiva de un canino, logrando muy buenos resultados. Al igual que Hachiko, esta película logra lo que pocas superproducciones: conmover, situándose entre las cintas que definitivamente te hacen llorar, sobre todo si guardas un especial cariño a tus mascotas y los animales en general, volviéndose completamente recomendable para la familia, los niños y los dog-lovers en general.