Esta semana se estrena Pompeya, un exuberante drama apocalíptico que aborda la historia de un efímero pero apasionado romance entre un esclavo y una muchacha noble en vísperas de la erupción del Monte Vesubio en el año 79 AC.  Milo (Kit Harington) y Cassia (Emily Browning)

Milo (Kit Harington) y Cassia (Emily Browning)

Protagonizada por Jon Snow Kit Harrington como Milo, un huérfano vendido como esclavo luego de la muerte de sus padres y convertido en gladiador dadas sus muchas cualidades para la lucha, quien recupera sus esperanzas luego de conocer a Cassia (Emily Browning), una muchacha noble asqueada de la prepotencia de los oficiales romanos y sus escandalosas vidas. Pero su amor es puesto a prueba no sólo por la ira de Corvus (Kiefer Sutherland nuevamente en un rol de bully que nos recuerda al Kiefer de los 80’s) sino por la tragedia que envuelve a Pompeya luega de la erupción volcánica.

Una película que cumple en lo que a espectacularidad apocalíptica respecta, con un guión que parece asfixiado de clichés y que conduce a sus personajes en las más previsibles direcciones, aunque mención a parte para Atticus (interpretado sobresalientemente por Adewale Akinnuoye-Agbaje) quien es por lejos el único personaje del que querríamos saber más y cuya relación de compañerismo/rivalidad con Milo tiene momentos de genuina emoción.el pueblo de Pompeya le da la espalda a Corvus (Kiefer Sutherland)

El pueblo de Pompeya le da la espalda a Corvus (Kiefer Sutherland)

Finalmente, si bien con Pompeya Paul W.S. Anderson no nos ofrece nada nuevo, cumple con la cuota de entretención y drama con una película que parece hecha para la diversión casual de fin de semana.