Literatura: Ready Player One


Literatura: Ready Player One

Aún cuando para la mayoría de ustedes no sea ninguna novedad, hace demasiado tiempo que no emocionaba tanto con una novela como con Ready Player One, aunque es casi imposible escapar a un relato que apela a tu lado geek y que le habla de trivia y de las tensiones entre la vida material y el mundo virtual a una generación que creció en medio de ambas y que aún con su estructura tipo película ochentera, logra dibujar un panorama más global sobre los viejos grandes temas, los padecimientos que nos provocan el orden político y económico.

RPO_2

Un par de décadas en nuestro futuro, el mundo a sucumbido a las crisis económicas mundiales y EEUU ha sido destronado como primera potencia por lo que sus ciudadanos pelean por subsistir viviendo en condiciones deplorables y mendigando por la escasa ayuda estatal. En medio de este ambiente, Wade -huérfano y quien solo fue acogido por su tía para que ésta pudiera recibir los vales del gobierno- cuenta con una única escapatoria: su vida en Oasis. Un sistema de inmersión virtual en el que todo marcha como nos prometía el capitalismo y en el que además tu existencia virtual (tu avatar) tiene la posibilidad de encontrarse y convivir con todos aquellos lugares, personajes e historias que nuestra fantasía jamás concibió, o sea, para nosotros sociedades post románticas Oasis es el paraíso.

Tras la muerte de Halliday, fundador de Oasis y santo patrono de la cultura pop ochentera, se revela que escondió un huevo de pascua dentro de éste y que quien lo encuentre primero  heredará su compañía y será responsable del destino de Oasis. A cinco años de su muerte Wade (Parzival en el mundo de Oasis) hace el primer adelanto en la competencia y una verdadera batalla se desata entre los gunters, nobles jugadores expertos en la vida de Halliday y soldados del pueblo defensores de la gratuidad de Oasis, y los sixers, desalmados funcionarios anónimos de IOI, diabólica compañía que persigue la privatización de Oasis y a cuya cabeza se encuentra el más vil de todos: Sorrento, el funcionario nro 655321 (coincidentemente, el mismo número de prisionero con que se designó a Alexander DeLarge) quienes harán todo lo posible para amedrentar al team Parzival y lograr su objetivo.      Para encontrar el huevo hay que encontrar 3 llaves y cruzar 3 puertas

Para encontrar el huevo hay que encontrar 3 llaves y cruzar 3 puertas

En resumen, una lucha entre adolescentes huérfanos que buscan mejorar el mundo y la ambición sin rostro del corporativismo adulto en un mundo marcado por la desesperanza y la soledad, todo cruzado por un carnaval de intertextualidad en una competencia por quién sabe más de videojuegos, películas y música ochentera de la que es imposible permanecer indiferente. Una historia en cierto sentido épica -especialmente la batalla final- que hace uno que otro comentario crítico a orden social con esa honestidad agresiva y directa que tanto caracterizó a la década que celebra y un buen ejemplo de cómo la libertad creativa no es siempre contraria a la popularidad, como bien nos demuestra aquí Ernest Cline.