Hablemos de: The Hunger Games, Catching Fire

A una semana del estreno de The Hunger Games: Catching Fire es preciso reflexionar en torno a las expectativas que nos plantea esta segunda entrega.

Catching-fire-1-900-600
Catching Fire

 

Catching Fire, retoma la historia de Katniss Everdeen, quien desde su participación en los últimos juegos ha sufrido un fuerte golpe psicológico al saberse asesina de otros en pos de su propia supervivencia. Allí el personaje al que acostumbrábamos ver como irreverente y valiente, comienza a mostrar debilidad, fragilidad psicológica y vulnerabilidad emocional.

Katniss
Katniss

En Catching Fire es vemos como aquello que se había anunciado en la primera entrega, la posibilidad de la rebelión, ha comenzado a tomar fuerza en distintos distritos que han decidido tomar el Sinsajo de Katniss como un símbolo de su lucha. Ante la amenaza de un levantamiento el Presidente ha decidido que la solución será eliminar a Katniss elegantemente, montando una serie de “nuevas reglas” que permite crear una versión de los juegos donde los previos vencedores de los distintos distritos deben volver a participar.

De ahí en adelante la película nos habla de cuestiones y maniobras políticas que podemos ver en nuestro diario vivir como lo es la manipulación de los medios de comunicación para la alienación de las masas a través de la venta de la “historia de amor” de los vencedores, la planificación estratégica para desprestigiar a la “líder” de la posible revolución, y otros métodos que han sido utilizado históricamente por regímenes dictatoriales, como la tortura y amenaza de muerte a los familiares de nuestra protagonista, la imposición del toque de queda y la intensificación de la represión en los distintos distritos.

 

ID_D20_08568.dng
Saludo

Introduciendo el factor del romance, Catching Fire se hace un tanto ambigua en cuanto a las expectativas que podemos tener respecto de la protagonista y la historia, su fortaleza inicial es a ratos desbordada por su necesidad emocional, lo que nos hace sospechar si nuestra heroína será capaz de responder al significado y la tarea que los distritos le han otorgado: liderar la revolución. Sin embargo motivos más reales que de ficción hacen que mis expectativas sobre la que será la última entrega, sea de desconfianza, puesto que no sabemos si una de las sagas de películas más taquilleras de EE.UU se atreverá a hablarnos de la revolución sin decepcionarnos.

[to_like id=»1866″][/to_like]