Recordemos: The Hunger Games

The Hunger Games, es una de esas adaptaciones que te dejan con ganas de más, con ganas de leer el libro, con ganas de saber qué pasará; Dado a que estamos próximos al estreno de la segunda parte de esta historia Hunger Games: Catching Fire, es pertinente que recordemos la primera entrega y las razones por las cuales cautivo al público.

 

Katniss
Katniss

 

En esta primera entrega nos concentramos en la historia de  Katniss Everdeen -Jennifer Lawrence- una joven que se ofrece voluntaria para participar de la última versión de “Los juegos del Hambre” para así poder salvar a su hermana menor Primrose Everdeen de la inminente muerte que supone el participar en estos juegos; desde allí en adelante, Katniss debe luchar por su vida y de paso derrotar  al orden establecido;  ahora personalmente me parece que lo interesante de “The Hunger Games” no radica en sus efectos especiales, historia y personajes sino el contexto en que nos ubica.

 

Distrito 12
Distrito 12

“Los juegos” del que son participantes niños y adolescentes de 12 a 18 años, de cada distrito del país, tienen un claro carácter político: les recuerda a los 12 distritos que participaron hacia 100 años en un intento de rebelión contra el Capitolio, que la “libertad tiene un costo” y que por tanto los “tributos” que compiten a muerte entre ellos por sobrevivir, son un testimonio de aquello, siendo así la libertad no un derecho, sino algo que se gana. Situada en un futuro de grandes diferencias sociales y económicas donde tu libertad depende si puedes alimentarte por tu cuenta sin necesidad de comprar y vender a los “poderosos del Capitolio”, la película nos habla del poder mediático, la esperanza, la libertad y finalmente la rebelión.

Saludo de las masas oprimidas
Saludo de las masas oprimidas

Durante toda la película vemos como los “poderosos” se las ingenian para apaciguar el efecto del coraje de nuestra heroína en los marginados, quien comienza a darles esperanza de una posible realidad distinta. Unos de los comentarios más elocuentes al respecto lo hace “El Presidente”, quien enfrenta al organizador del evento por su benevolencia con Katniss expresando que “un poco de esperanza es efectiva, pero mucha esperanza es peligrosa”, y por esto mismo las esperanzas de las personas deben ser controladas. Así, esta película nos muestra que la esperanza no es otra que la posibilidad de la rebelión en una de las escenas más conmovedoras, que es la muerte de Rue de 12 años -del distrito 11-, en donde vemos por primera vez la solidaridad manifiesta entre dos distritos diferentes (el 11 y el 12), y que gatilla el descontento social que deriva en una revuelta. Es justamente en esta escena donde se deja sembrado lo que nos espera en la próxima entrega, ante el fracaso del organizador de eliminar a Katniss se ha sembrado ya una semilla, de esperanza, de libertad, y de rebelión.