MiniReview: Orange is the new Black

La verdad es que me gusta el sistema de distribución de Netflix – de hecho en AdC hemos escrito de todas sus series originales- la capacidad de poder ver toda una temporada en una semana o menos es algo espectacular, dicho eso pasemos a Orange Is The New Black.

 

Orange Is The New Black
Orange Is The New Black

Desarrollada por Kenji Kohan, la creadora de Weeds y escritora de varias series menores, Orange is The New Black nos cuenta la historia de Piper Chapman (Taylor Schilling)  de como su vida cambia cuando el pasado llega al presente, o como las estupideces que puedes cometer cuando joven pueden terminar por quitarte la nueva vida “limpia” que estás tratando de construir.

Piper cometió un error – deesos errores que se cometen cuando acabas de salir de la universidad y estás aburrido y no entiendes que quieres hacer con tu vida, la clase de errores que uno comete por aburrimiento, la clase de errores que comete la «clase media alta»- bueno en realidad Piper cometió varios errores, pero uno de ellos fue comenzar a salir con Alex Vause (Laura Prepon, Donna de That’s 70s Shows) desde su relación con Alex diez años atrás se desata este pequeño infierno en la vida de Piper, obligada a cumplir sentencia por 17 meses en una prisión de mínima seguridad.

Orange Is The New Black
Orange Is The New Black

El show es simple, y no se dejen engañar por la lentitud del capítulo piloto -de lo malo que son los pilotos en general hablaremos más adelante- pues es desde el segundo capítulo en adelante que se despliega uno de los puntos más interesantes de la serie la estructura narrativa; En general es un show bastante bien logrado con interesantes actuaciones, un buen ritmo, y en general un gran desarrollo de personajes, que son tratados y llevados más allá del cliché de lesbiana-conservadora o bitch-agresiva (que por ejemplo podemos ver en películas chilenas) Orange… nos presenta personajes que se sienten reales en los cuales pueden encontrar características de tus cercanos e incluso de ti mismo, con buenas dosis de humor y drama, la única crítica -siendo este un review spoiler free- es la duración de los capítulos casi 56 minutos cada uno es muy difícil mirar más de dos seguidos sin sentirse completamente agotado, aún así son 13 horas que vale la pena invertir en esta serie.

 

Orange Is The New Black está disponible en Netflix desde el 11 de Julio.