MiniReview: Upstream Color

Upstream Color es la nueva película de Shane Carruth -a quien recordarán por esa maravilla que es Primer- Carruth nuevamente es propio equipo, escribe, dirige, actúa e incluso compone la banda sonora.

 

Upstream Color
Upstream Color

No puedo mentir, esta nueva película tal como Primer es difícil de clasificar, en Upstream Color Carruth mantiene elementos estilísticos que lo llevaron a Sundace -y de paso obtener exposición internacional- con Primer, a pesar de tener mayor presupuesto, Carruth mantiene un estilo minimalista, intimista y personal, y es que Upstream Color es una historia personal e intimista -sin caer en clichés o ser aburrida- es la historia sobre como todo en algún momento extraviamos nuestro rumbo y lo difícil que es reencontrarlo.

Minimalista y con una fotografía muy interesante -sobre todo recalcando que el presupuesto total de la película es de alrededor de 50,000US y está grabada con cámara Panasonic GH2 que puedes encontrar en cualquier tienda por unos 600US– Carruth logra con herramientas simples lo que Terrence Malick no logra con El Árbol de la Vida, sentirnos identificados, si bien ambas películas cruzan elementos al tratarse más bien de obras más bien abstractas y que nos obligan a reflexionar, Carruth crea personajes que nos interesan -o que son interesantes- mientras que los de Malick son sombras aburridas.

 

Upstream Color
Upstream Color

Upstream Color es una película que hay que ver, pero debo advertir que es una de esa películas controversiales, simplemente o la puedes amar o odiar, la vas a entender o va ser una pérdida de 90 minutos de tu vida, personalmente creo que es uno de los grandes estrenos de este año, y nos demuestra que con creatividad se puede contar un cine diferente, expresivo, reflexivo sin por eso ser aburrido.