Da Vinci’s Demons: Review Primera Temporada

Da Vinci’s Demons es una de esas series entretenidas de ver, con su buena porción de peleas entre espadachines, empelotamientos y explosiones, pero en lugar de ser Vin Diesel o Jason Stathan, son Da Vinci, los Medici, uno que otro curita y hasta el Papa hace lo suyo en esta reinterpretación de la Florencia renacentista.

Da vinci’s Demons

El problema es que no pasa de eso y que termina siendo una serie “simpática”, con bonitos colores, bonitos paisajes y un casting mayoritariamente escultural. Pero, al contrario de lo que puede creerse, el mayor problema no es la falta de mímesis histórica, cuestión que resulta hasta entretenida, sino que los recursos empleados terminan siendo simples y hasta forzados, que Da Vinci –a punta sólo de su ingenio- escape de la cárcel y bombardee al ejército de Jesús es una cosa, pero que termine apuntándole una ballesta al Papa es algo que hasta yo con mi exclusiva formación laica, creo exagerado.

Da Vincis Demons
Da Vincis Demons

 

Pero hablemos de sus cosas buenas, el periodo del Renacimiento es sin duda interesante porque representa una crisis en todos los niveles que terminará por hacernos entrar en la Modernidad con Descartes. En este sentido, esta idea de dibujar a Da Vinci y a los Medici como cuidadores del librepensamiento, el amor al arte, la ciencia y, de cierto modo, al progreso (y al capital ciertamente, que es de donde proviene la influencia de los Medici después de todo) es un modo de acercar el espíritu crítico de una época tan lejana al modo en cómo hoy entendemos el mundo.

El problema es que la premisa se desarticula un tanto conforme pasan los capítulos, la faceta artística de Da Vinci que tan claramente se expone al principio, se va desordenando hasta dejarnos con un personaje recargado –más barroco que renacentista-y es que la búsqueda de Da Vinci por la verdad – o mejor dicho, por la libertad del conocimiento y la creación- representada por los Hijos de la Tierra, organización antigua y secreta que invita a Da Vinci a emprender un viaje para descifrar los secretos del universo y de paso, descubrir el destino de su desaparecida madre, se cruza con su amor por Florencia y la necesidad de apoyar a Lorenzo Medici contra la banda de súper espías del Vaticano, más su conflictiva relación amorosa con Lucrecia Donati, entre otras cosas.

Da Vincis Demons
Da Vincis Demons

 

Al final, nos presentan al maestro como genio, artista, ingeniero, convicto, detective, espadachín, etc, y para ser honesta con ustedes, este Da Vinci no puede dejar de parecerme más que una mezcla de Gregory House y Michael Scofield. Pero tengo fe que en la próxima temporada, anunciada para el 2014, se vayan puliendo los clichés y adquiera la madurez dramática y solidez argumental que amerita, en correspondencia con el tema y con el trabajo técnico hasta ahora desarrollado.

Como sólo son 8 episodios por esta temporada, brevedad que se aprecia en este caso, y hay un par de aspectos rescatables del show, vale la pena de revisar, en lo personal aún le tengo fe.